4 Comments

untitled-9781501135910_hr

La lista de empresarios innovadores suele estar encabezada por Steve Jobs y continúa con Mark Zuckerberg o Jeff Bezos, pero en pocas ocasiones se habla de Phil Knight, el fundador de Nike. El motivo puede ser que el ejemplo ahora mismo deben ser empresas relacionadas con nuevas tecnologías, pero también es cierto que Knight siempre ha intentado mantenerse en un segundo plano. Hasta hace algunos años era prácticamente imposible encontrar una simple entrevista, por lo que todo lo que sabíamos de él venía de aquellos que habían trabajado con él y habían abandonado Nike. Y todos contaban lo mismo; Phil Knight no perdona a quien abandona Nike.

Una vez anunciado que Knight dejará la presidencia de Nike era el momento de dar su particular visión del nacimiento de la marca. Shoe Dog no es un libro sobre zapatillas pero gracias a él se comprende mucho de lo que ocurrió en Nike hasta que la compañía se hizo pública. No hay demasiados datos nuevos, cualquier lector avanzado conoce casi todos los detalles de libros como Bowerman and The Men From Oregon, Swoosh, Out Of Nowhere o Los Hombres que hicieron la historia de las marcas deportivas. Solo hay un puñado de historias nuevas; el motivo por el que las cajas de Nike eran naranja, el significado de 6453, cómo bautizó a las primeras Nike o que Frank Rudy mantenía un diario de sus movimientos intestinales y su vida sexual. ¿?¿?¿? Ninguna información relevante para un sneakerhead actual.
Lo que sí se aprende es mucho del estilo directivo de Knight. Lejos de ser un micromanager, sus opciones eran elegir al trabajador adecuado y proponerle una misión. Quizás por eso la figura de Knight nunca ha sido un ejemplo de entrepreneur todopoderoso, Knight propone y deja hacer. No es alguien con ideas claras sobre el proceso completo y una vez recorrido el camino tampoco tiene muchas ideas claras de cómo ha ocurrido.

Las ausencias van más allá de las zapatillas (no esperes demasiados datos sobre ellas). Mientras el primer empleado de Nike, Jeff Johnson, tiene un peso importante en la narración, el segundo, John Bork, es casi ninguneado. El motivo (los que lean el libro lo sabrán) puede estar relacionado con el fin de su relación. Otro nombre que aparece en pocas ocasiones es el de Geoff Hollister, el cuarto empleado de Nike y durante una época mano derecha de Bowerman. Pero quizás la ausencia más destacada es la de Peter Moore, al que Knight nunca perdonó que se convirtiera en CEO de adidas America. Rob Strasser tuvo que morir para obtener el perdón de Knight. Quizás Shoe Dog sería muy distinto si hubiera pasado el tiempo para Knight pudiera perdonar. El libro termina en 1980, cuando la compañía se hace pública, parece que Knight no tiene demasiado interés en contrar lo que ocurrió después. Como si allí acabara la diversión.

9 Comments

s-l400

Cada día encuentro menos razones para publicar. Hubo una época en la que las zapatillas eran divertidas. Hace 10 años, cuando empecé a publicar a diario, las zapatillas solo eran un tema de conversación y desde luego no era el más interesante. No se entendía que te gustaran las zapatillas de deporte si no sabías nada de deporte. No hacía falta practicarlo, pero lo habitual era no saber el nombre de cada zapatilla de Andre Agassi pero conocer cada uno de sus movimientos. Las zapatillas eran la excusa para hablar de otras cosas. Porque, después de todo, las zapatillas no tienen mucho que contar. En la mayoría de las ocasiones, lo único que tenías en común con alguien a quien le gustaban las zapatillas eran las zapatillas.

Hace cuatro o cinco años, de repente todo cambió. Ya habíamos visto tiendas que nada tenían que ver con el deporte y que, en principio, prometían algo nuevo. Ya había muchas posibilidades y era divertido ver una más. Unos cuantos tipos con pinta de malotes que gestionaban zapatillas como si fueran traficantes de coca. Y lo que empezó como una gracia dejó de tenerla cuando se convirtió en el patrón a imitar. Un montón de zombies que visten igual, comen igual, escuchan la misma música y se tatúan igual.

Las marcas se apuntan al carro. Abandonan tierras de barrio porque necesitan una nueva imagen y no dudan en abrazar a los tótems de este nuevo mundo de las zapatillas.

Nunca se han vendido tantas zapatillas como ahora. Pero para llegar a mucha gente hay que tratarles como un rebaño. Que todos se comporten igual, piensen igual. La época dorada de las zapatillas acabó hace mucho. Entonces no había colas, no había ediciones limitadas, no había coleccionismo, no había eventos que intentaran convencerte de que había una cultura sneaker, no había sneaker art.

Tampoco había chicos malos haciéndose selfis. Pero me apetecía hablar de zapatillas. Y ahora ya no.

espanyol-jomaEn Estados Unidos saben sacar provecho a las noches especiales. Jornadas dedicadas a latinos, chinos o la historia negra. Los intentos por crear algo parecido en Europa siempre ha tenido la barrera de lo tradicional y ahí es donde ha atacado Joma. Ayer, para celebrar la exposición que recuerda al mejor portero de la historia de la liga española, Ricardo Zamora, los porteros del Espanyol vistieron ayer una camiseta inspirada en él. Un bonito detalle ¿un comienzo?

855x481_19203414ac2_6636a.espncdn.com

bobbito-garcia

Bobbito Garcia fue jugador de baloncesto cuando molaba, se convirtió en leyenda del streetball cuando nadie sabía qué era eso, DJ antes de que naciera Paquirrín y escribió la primera columna exclusiva sobre zapatillas en una revista.

Tuvo unas Air Force 1 con su nombre,  una colección completa con Patta, protagoniza Doin´it in the Park (el mejor documental sobre baloncesto en NYC) y es el autor del libro más pasional sobre zapatillas, Where´d yoy get those?

DJ, jugador de baloncesto, amante de las zapatillas…lo tiene todo para convertirse en un estereotipo andante. Pero no. Bobbito le da la vuelta destrozando la mayoría de los mitos de los autoproclamados sneakerheads del siglo XXI.

1-No presume de tener más zapatillas que nadie. De hecho hace justo lo contrario, afirma tener solo 3 pares. Sí, ha tenido muchos más, pero prefiere ser un historiador a un acumulador. Muchos de esos pares los dona a una asociación que promueve el baloncesto en África.

En realidad no termino de creerme que solo tenga 3 pares, pero en un momento en el que todo el mundo miente para decir que tiene muchos pares yo me quedo con la idea de Bobbito de reducir.

2-No se gasta demasiado en zapatillas. No recuerda haberse gastado más de 100 dólares en unas zapatillas. Bueno, tiene truco porque también le regalan muchas pero tampoco se corta en decirlo.

3-Cuando le preguntan por el estilo imprescindible para un sneakerhead se niega a responder.

Bola Extra. No ha caído en el pinroll extremo (al menos en las fotos de su próxima colaboración, con Piola).

bobbito-garcia-piola-sneakers-2

 

 

chk_jschl

Hace un par de temporadas que aparece el término Jacquard cuando hablamos de zapatillas. Lo usó Pharrell Williams en alguna de sus colaboraciones con adidas y más tarde en todo tipo de Stan Smith, Yeezy y NMD. Nike hacía versiones Jacquard de algunas Air Max, Internacionalist o Thea. Lo que suele entenderse como Jacquard es un tipo de estampado que repite ciertas figuras. No se trata de un estampado sino de un dibujo que se crea mezclando hilos de distintos colores. En realidad no es el tipo de tejido sino cómo se realiza, gracias a un telar inventado por Joseph Marie Charles Jacquard en 1805.

El telar de Jacquard fue pionero en usar tarjetas perforadas con la información de cada patrón y es considerado como la primera máquina computacional. Charles Babbage se inspiró en esas tarjetas perforadas para el diseño de la primera máquina analítica. Aquél proto-ordenador nunca llegó a construirse pero la Condesa de Lovelace la desarrolló para crear el considerado primer programa informático. Su nombre, Ada, fue luego utilizado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos para uno de los primeros lenguajes de programación. Una joven estudiante de programación, Linda Boreman, cambió su apellido por Lovelace cuando cambió su carrera informática por el cine. La Condesa de Lovelace difícilmente imaginó que su nombre acabaría unido a Garganta Profunda. Ada Lovelace, además de Condesa, inspiradora de actrices porno y escritora, era hija de Lord Byron.

En una ocasión “papá” Lord Byron invitó a Ginebra a John William Polidori y el matrimonio Shelley, Mary y Percy. Después de una noche de cuentos y fantasmas, Lord Byron propuso un juego en el que los cuatro debían escribir una historia de terror. Solo dos lo consiguieron. Mary Shelley escribió un pequeño relato que luego desarrolló en su obra más conocida, Frankenstein o el Moderno Prometeo. Polidori tampoco lo hizo mal, lo escrito aquella noche acabó convertido en El Vampiro, donde se sientan las bases del vampiro tal y como lo entendemos hoy día.

Frankenstein y Dracula tienen otra cosa en común. Nike ha lanzado una Air Force 1 para el primero y una Dunk para el segundo. Y ninguna tiene Jacquard.

nike-air-force-1-premium-frankenstein-green-bean-metallic-silver-grass-black-020568_1

3 Comments

En el estúpido mundo que vivimos, que te llamen "hater" debería ser un honor. Sin embargo, no me siento demasiado orgulloso de un término que se suele usar para definir a alguien que está en desacuerdo con todo.

En las últimas semanas he saltado de alegría con LunarEpic, NikeCourt UltraFly, Chuck II Futura, las colecciones casi completas de adidas x Hyke e Y-3 para Roland Garros. Demasiado amor para un hater. No, no soy uno de esos.

Lo habitual es decir que se odia las situaciones, no a las personas. Pues a mí me pasa justo lo contrario, soy más hater de las personas que de cualquier otra cosa. Pero odio, por encima de todo, a tres grupos del mundo de las zapatillas:

-Los imitadores de Patta. Sí, Patta lleva más de 10 años haciendo lo mismo, poner pose de negro chungo. Pero se lo perdono porque hace 10 años era toda una novedad. Ahora Patta es como unos Rolling Stones, respetables, pero si tengo que elegir, prefiero ir a otros conciertos. Lo que no llego a entender son los imitadores de los Rolling. Ni a los de Patta. Porque no eres antillano, eres de Cuenca.

-Los coleccionistas con ínfulas. En casi cualquier disciplina hay coleccionistas, pero en la mayoría de los casos, los coleccionistas no pasan de ser una panda de frikis con conductas extrañas. Como me decían hace unos días en twitter, conocer la historia de la música es mucho más que comprar vinilos en ferias. Un coleccionista debería ser un caso curioso, no el ejemplo a seguir.

Cada vez que alguien critica a homosexuales o negros acaba diciendo "yo no tengo nada en contra de los gays, incluso tengo amigos gays". Pues yo tengo amigos gays y coleccionistas (incluso alguno que son las dos cosas). Pero me parecen interesantes por algo más que comprar zapatillas. Gente que compra joyas de hace 25 años y es capaz de contarte la historia que hay detrás. Luego están todos esos que han descubierto ebay y sucedáneos y se están gastando miles de euros, pero esos me aburren soberanamente.

-Y dejo para el final lo mejor, los blogueros. Odio a los blogueros. Entiendo que alguien que escribe en un blog es porque tiene algo que contar. A partir de ahí puede ser interesante dedicar una parte de tus esfuerzos a que el mensaje llegue a más gente. Pero ese es el segundo paso, no el primero. Ahora mismo los blogueros se empeñan en gritar pidiendo que les escuchemos, compran seguidores, te piden que actives notificaciones en IG, enseñan el canalillo en sus fotos.  Y una vez que han ganado tu atención se dan cuenta de que no tienen nada que decir. Bueno, a ellos les da igual porque les invitan a saraos y allí hay barra libre y mil sitios para hacerse selfis. Y les mandan zapatillas que luego pueden vender en wallapop para comprar más followers para que les inviten a más saraos con más barras libres. Hasta que un día consiguen llegar al nirvana y aparecer anunciando vaporetas.

NikeLab_Air_Zoom_Talaria_native_1600_originalHoy salen a la venta las NikeLab Talaria, la reedición "remastered" de las Talaria de 1997. Cuando me preguntan por mis zapatillas favoritas suelo mencionar a la Talaria porque me parece que resume perfectamente una época de Nike. Arriesgada, incomprendida y casi una desconocida, la Talaria era perfecta para quedar bien en una conversación sobre zapatillas. Pero además yo corrí con ellas y las disfruté.

Hoy salen a la venta y parece que con poco éxito. La reedición es bastante fiel a la original (algún pequeño cambio en la horma), buenos materiales, precio correcto. A mi parecer, el único problema es que llegan 19 años tarde. Ahora lo que me planteo es que me hubieran interesado más dos versiones que nunca llegaron a las tiendas.

Una de ellas fue solo un sample y utilizaba la mediasuela de las Talaria con un upper completamente nuevo.

talaria hybrid 36fc019663dbf66977f_m

La otra fue una versión especial de la Talaria Boot que crearon para Tom Luedecke, un exdiseñador de Nike y Jordan que ahora trabaja para Under Armour.

Talaria_Boot_057

¿Soy un hereje? ¿Debería preferir la versión más fiel a la original?

4 Comments

Stevey_London_Pinwheel overheadNunca me han interesado los coleccionistas. En mis primeros 20 años de loco por las zapatillas nunca escuché a nadie hablar de coleccionismo. Hubo un momento en el que empezó a parecerme curioso porque conocí a coleccionistas que eran auténticos apasionados que habían tenido zapatillas y habían intentado mantenerlas en buen estado. Pero ahora mismo decir que eres coleccionista quiere decir que tienes dinero y tiempo para pasar en ebay y derivados. Disfruto mucho hablando con gente que corrió con unas Mariah originales, pero no me interesa nada alguien que se las compra en ebay para completar su colección.

Durante mucho tiempo las marcas no prestaron atención a los coleccionistas y por eso me ha sorprendido mucho el video de Nike para el Air Max Day. Un puñado de de coleccionistas de distinto pelaje que van desde lo interesante hasta lo vergonzoso. Mauricio conoció las Air Max en 2010 y ahora tiene un arsenal. Prince canta "In September, my cousin tried reefer for the very first time. Now he's doing horse - it's June".

Stevey tiene una colección increíble, pero quiere que todo el mundo se pare por la calle para admirar sus zapatillas y le gustaría ser enterrado en una ataúd con forma de AM1. G-Ken pasó hambre para comprarse unas zapatillas y estuvo 11 horas de cola para conseguir las Zero (un inciso, para casi cualquier zapatilla en Madrid hay colas de 4 días).

Lo siento, pero no me siento identificado con nada de eso y no sé qué beneficio obtiene Nike de mostrar a gente que prefiere comprar zapatillas a comida. Al menos Lalla dice "no soy solo una coleccionista de zapatillas, soy una apasionada de las zapatillas". Y Tinker cierra con un "el producto es algo que se vive". Pero me da la impresión de que todas esas Air Max están encerradas y sin vida.

KirnaZabete-Vetements-DHL-Tee-35

Lo siento, no compro productos. Si comprara productos, solo productos, no me importaría el tipo de significado que se asociara a ellos. Y cada producto tiene un significado, algo que queremos comunicar. Cuando compramos un producto en realidad estamos comprando el mensaje asociado a él.

Hace 6 meses un mensajero llegó a casa con un paquete. Esta vez lo importante no era el paquete sino él. Llevaba su uniforme, como cada día. Una camiseta amarilla con el logotipo de su empresa de mensajería, DHL. El mensaje de su ropa era simple, estoy trabajando.

Unos días después se presenta la colección de Vetements, una firma de ropa que hereda el antifashionismo de Margiela. En París, ante editores y críticos de moda, Vetements aparece con aquella camiseta amarilla de DHL como prenda insignia. Las revistas se llenan de comentarios sobre la ácida crítica a la moda, del paso adelante de la firma parisina. No hay moda, no hay colecciones, solo prendas. Demna Gvasalia, uno de los siete diseñadores de Vetements, fue rápidamente presentado como creador creativo de Balenciaga. De repente, una camiseta de DHL era el futuro de Balenciaga.

El uniforme del mensajero cambia por completo de significado. Ahora es el emblema de un movimiento anti-moda que, curiosamente, consigue ponerse de moda. La camiseta de DHL con el nuevo significado se vende por 200 dólares. Por si alguien quiere hacer negocio, DHL las vende en su propia web por 6,50 dólares, aunque exige un pedido mínimo de 100 unidades.

Cualquier prenda tiene un significado. Incluso la premeditada no-comunicación de Muji o Zara al desprenderse de etiquetas es igualmente otro modo de comunicar. Y son mensajes dinámicos, que varían con el tiempo y con el espacio. Mi mensajero posiblemente rechazaría asistir a un evento de moda con su propio uniforme, cuando sería deseado por las elites deseosas de distinción.

En esta batalla entre el mensajero de DHL y el lector de I+D, aún me queda la duda de qué significaría hoy día llevar una camiseta de UPS.

2 Comments

Cada cuatro años el mundo del equipamiento deportivo se para en seco. Cada año olímpico Nike, la marca que siempre se asocia a la innovación, presenta los productos con los que competirán los mejores atletas en los Juegos Olímpicos. O no.

Porque ese día debía ser ayer y no lo fue. Nike presentó nuevos productos, sí, pero poca innovación en un asunto clave, el rendimiento. En el año 2000 presentaron Shox y monos completos para los velocistas, en 2004 Huarache y chalecos para enfriar, en 2008 Lunarlon, en 2012 Flyknit ¿y 2016?

Empecemos por lo bueno.

Nike_KD9_Profile_Red_native_600Nike_KD9_Outsole_Red_native_600

KD9. Kevin Durant presenta una nueva zapatilla cuando aun no ha llegado a tiendas la KD8 Elite. Aunque saldrá a la venta en junio, igual que la KD8, esta vez se presenta tres meses antes. Hay buenas noticias, una nueva generación de flyknit ¡y el precio! Vuelve a su rango de precio anterior, 150 dólares, 30 menos que la KD8. Muy continuista respecto al diseño, Leo Chang ha lanzado esta vez una idea arriesgada, un salto entre la zona trasera-media y la zona delantera de la mediasuela.

Merc_native_600

Mercurial Superfly, con pocas novedades estéticas pero muchas funcionales. Una placa que por primera vez no es plana y creada en una sola capa gracias a un nuevo sistema de fabricación, un 40% más ligera que la fibra de carbono utilizada en Superfly anteriores. No solo está diseñada para correr y golpear, sino también para frenar. Un futbolista que no siente que puede frenar con seguridad tendrá miedo de correr al límite, por lo que los tacos se han diseñado para permitir un franco seguro. En el upper, una nueva estructura de flyknit en forma de “costillas” permiten tener una superficie de golpeo con más fricción.

Sistema Anti-Clog. Nike se centró en un problema poco vistoso, el barro que queda pegado en los tacos de las botas de fútbol y que impide la tracción. Lo consigue gracias a un polímero que adquiere flexibilidad al contacto con el agua. Este sistema promete ser funcional pero poco espectacular, estará disponible en Tiempo, Magista e Hypervenom, a los que habrá que buscarle una marca hexagonal en el talón que lo identifica.

Nike_Hyperdunk_2016_Profile_native_600Nike_Hyperdunk_2016_Outsole_native_600

Hyperdunk 2016. La Hyperdunk cumple 8 años y se reinventa siguiendo el patrón de Nike en los últimos meses, con un empeine ultra elevado y Zoom. La Hyperdunk 2016, diseñada por Leo Chang, tendrá versiones low y high, además de acabados en flyknit y malla.

Nike_Air_VaporMax_Profile_Orange_native_600Nike_Air_VaporMax_Outsole_Blue_native_600

VaporMax. El último desarrollo del Air Max. Hasta ahora, las cámaras de aire necesitaban una segunda capa para proteger y ampliar la durabilidad. La VaporMax consigue unificar esas dos capas para reducir el peso y el tamaño. Antes se necesitaban estructuras, ahora pueden mantener formas que favorezcan la flexibilidad. Todo sin mediasuela, solo aire. El upper, realizado en Flyknit, se monta directamente sobre la cámara de aire.

Otra de las novedades es la LunarEpic, una de las zapatillas con las que Nike nos ofrece justo lo que esperamos de ella: riesgo y novedad. Afortunadamente se presentó unos días antes, por lo que pudimos apreciarla a solas.

Sigamos por lo creo que ha sido solo correcto.

Nike_Free_RN_Motion_Flyknit_6_native_600 Nike_Free_RN_Motion_Flyknit_8_native_600

Free RN Motion Flyknit. Innovación pero menos. Una nueva mediasuela que mantiene el concepto Free pero lo lleva a un nuevo nivel gracias a una estructura completamente nueva que consigue incluso adaptarse a los cambios de tamaño del pie en las distintas fases de la pisada. ¿Por qué lo catalogo como “simplemente correcto”? El concepto Free se creó en 2001, el Flyknit en 2012 y hace algunos años que estamos viendo combinaciones de ambos elementos.

Y terminamos por lo desolador.

Nike_Plus_on_iPhone_native_600

Nike+ App. Las grandes marcas insisten en apostar por la tecnología, las app y los wearables, aunque en los últimos años hemos visto caer varias aplicaciones ¿Dónde están aquellas Hyperdunk con sensores en la mediasuela? Algunas fueron directamente retiradas del mercado. El muy digno GPS+ tampoco tuvo continuidad. La Fuelband+ es uno de los últimos grandes fracasos de Nike. Sin embargo una de las grandes presentaciones de Nike para los JJOO es precisamente una aplicación que te permite reservar productos, comprar, accesos noticias…
En primer lugar dudo mucho que todos esos servicios estén disponibles en todo el mundo y en cualquier caso, una app puede ser interesante para mejorar la experiencia de compra. Pero no tiene absolutamente nada que ver con el rendimiento, que es lo que espero de un Innovation Summit.

FY16_INNO_SNOWCAP_v2_HERO_RT_NoEarl_V1_native_600

Y sobre todo, Nike Hyperadapt 1.0. Hace un par de años tuve la suerte de pasar un rato con Denis Dekovic y me sorprendió que huía de la palabra innovación. Su tarea, decía, no era innovar, sino resolver problemas. Cuando un jugador de fútbol le planteaba un problema él buscaba una solución. Y a veces para encontrar esa solución había que innovar. Pero la innovación, per se, no significa nada.

La HyperAdapt 1.0 es la primera zapatilla con lazada adaptada. Cuando el talón toca el suelo, activa un sensor que ajusta la zapatilla a tu pie. Dos botones permiten personalizar el ajuste hasta hacerlo perfecto. La idea es nueva, sí, pero ya se ha intentado mil veces, desde la Nike Mag hasta el Disc de Puma. No hay un sistema que haya mejorado los cordones como método de ajuste en el deporte de rendimiento. Un sistema de lazada mecánico como el de la HyperAdapt ¿soluciona algún problema? Según Nike, elimina distracciones, lo que repercute en una mejora del rendimiento. Pero la primera zapatilla en usar ese sistema no mira al rendimiento. Que además tenga luces le aleja aun más de lo esperado en un encuentro sobre innovación. Una zapatilla que se ata sola pero con la que no puedes practicar ningún deporte.

Ponerle un GPS a una fregona no es innovación. Afortunadamente tenemos LunarEpic y Anti-Clog. Pero esperábamos más.