adidas, la marca de 2015

adidas-nmd-first-look-05

Nike ha sido la marca número uno en ventas durante los últimos años. Lo fue durante parte de los ochenta, cayó hasta el segundo puesto a principios de los noventa y luego volvió a recuperar el trono. Ahora puede resultar increíble, pero la marca que le quitó el primer puesto fue Reebok. Nike es un caso de estudio entre las grandes corporaciones porque es uno de los pocas ocasiones en las que una marca ha conseguido volver a ser la número uno después de haber caído.

Con el fin de 2015, toca repasar el año y comprobar si ha cambiado algo. Si hablamos de cifras, Nike sigue arrollando y sus números son mejores que nunca. Pero estoy convencido de que algo está pasando y puede que sea precisamente por esos números.

Nike vende mucho, pero ¿qué vende? En los últimas temporadas ha vendido Roshe, Air Force 1, Internationalist, Janoski y Huarache. Modelos que presentan pocas novedades. Incluso una innovación como la Flyknit Racer lleva cuatro años en las tiendas. Las nuevas creaciones de Nike llegan a NikeLab, colaboraciones con Sacai, Stone Island, Sophnet, Undercover o Acronym que están más cerca de las marcas de lujo que de las calles.

En el mismo tiempo, adidas ha tenido un moderado éxito con Tubular y un rotundo éxito con UltraBoost o NMD, además del impacto de las Yeezy (más mediático que económico). También ha vendido Stan Smith y Superstar pero ha sabido mantener el equilibrio entre ventas e innovación.

Por primera vez en mucho tiempo, cuando preguntas por innovación la marca que viene a la cabeza no es Nike sino adidas.

Si analizas Nike desde las oficinas, podrás decir que es sin duda la marca del año. Pero si bajas a las calles verás cómo adidas ha sido la que más ha arriesgado. Por eso, y en virtud de la potestad que me da tener una talla 9, declaro a adidas como mejor marca de 2015.