Ed: Tiendas

Una tienda de zapatillas podría ser exactamente igual que cualquier otra tienda. Sin embargo, hay profundas diferencias, por lo menos ahora que todo son ediciones limitadas. ¿Crees que es como cualquier otro producto? No señor. Hoy llegué a una tienda, pregunté por unos pantalones, me los probé, pagué y me los llevé. Pero en las tiendas de zapatillas no ocurre lo mismo.
El escalón más común lo ponen las tiendas que venden primero a sus clientes habituales. En parte es comprensible; si compras mucho, es hasta cierto punto normal que tengas ciertas preferencias. El problema es que para alguien nuevo, es materialmente imposible encontrar cierto producto. Eso es algo que he visto en cientos de tiendas, cuando el tendero te dice que le acaba de llegar algo especial y te lo saca de detrás del mostrador.
Pero otras zapatillas no pueden ser compradas ni así. Hay algunos modelos por los que se paga más cuando pasa un tiempo, así que hay tiendas que sencillamente guardan todo el material para un futuro mejor ¿para qué vender por 150 hoy lo que puedes vender mañana por 300? ¿Alguien imagina algo así en otro tipo de producto?
El culmen llega con las tiendas que directamente colocan su producto en eBay. Y no estoy hablando de los reventas que hacen cola ¡es la misma tienda la que lo hace! Imagino que pensarán “para que lo gane un reventa, lo gano yo”.
Sinceramente, creo que uno de los problemas de este mundo de las zapatillas tiene que ver con el tipo de tiendas desde la que se distribuye el producto. Hace unos meses la prestigiosa tienda Patta presentaba el teaser de lo que sería un documental sobre los 10 años de historia de la tienda. En el video aparecían famosos, tipos bailando, culos, aeropuertos, viajes…pero no salen almacenes ni camiones de reparto. El problema es que muchas de las tiendas de zapatillas se crean para vivir esa vida, como los niños que juegan al fútbol porque quieren ser ricos y famosos. Y yo prefiero jugar al fútbol en la playa, no peinarme con Ronaldo.