El segundo mandamiento

Hace algunos meses Nike anunció a bombo y platillo la vuelta de la línea ACG.

ACG era una de las colecciones míticas de Nike que durante mucho tiempo estableció los cánones de lo que debía ser el producto pensado para la montaña. Y no es un modo de hablar. ACG se creó  a la vez que nacían algunos deportes de montaña y aun nadie tenía muy claro cómo debían diseñarse los productos para ellos. Una zapatilla para correr por la montaña ¿debía tener caña baja como una zapatilla para correr o de caña alta como las botas de montaña? ¿Debían llevar membranas impermeabilizadoras o debía permitir la entrada de agua y secarse rápidamente?

En los últimos tiempos Nike había recuperado su pasión por la montaña, con una correctísima línea de trail. Sin embargo, cuando se anuncia la vuelta de ACG, vemos una espectacular colección diseñada por Errolson Hugh, de Acronym. Espectacular…pero sin ninguna relación con la ACG original.

445

Hace algunas semanas Nike anunciaba la vuelta de Nike International, la línea que llevaban los corredores del club de atletas creado en 1989 por la marca del swoosh. Para algunos, el logo con el globo de Nike International era lo que veías a tus atletas favoritos y lo que podías llevar en tus intentos de emularles.

Sin embargo, la anunciada vuelta de Nike International no llegará a las pistas de atletismo. Con algunas prendas muy interesantes, se sitúa muy lejos del atletismo y de aquellas prendas de los noventa.

Sergey-Bubka-pole-vault-2

El tercer caso ha llegado con Athletic West, un equipo creado por Nike a finales de los setenta para plantar cara a los atletas del otro lado del telón de acero. Se recupera el logo de Athletic West, pero parece colocado al azar, en productos sin relación alguna con el club en el que vimos a Alberto Salazar o Mary Decker.

decker

Athletic West, Nike International, ACG. Tres casos en los que Nike recupera nombres y logotipos antiguos pero sin ninguna relación con las colecciones originales. Un ejercicio de storytelling alejado del producto. Si no recuperan la idea de la primera ACG o de aquellos clubes de atletismo, mejor sería no usar en vano el nombre de dios.