Kickstories: adidas Predator

La adidas Copa Mundial ha sido la mejor de las botas de fútbol, pero no puede decirse que fuera revolucionaria en diseño y posiblemente esa fuera la razón de su éxito. Sus líneas sencillas son atemporales, pero otros modelos han sabido ser un top de ventas además de revolucionarias.
A principios de los noventa Nike estaba entrando en el fútbol con fuerza y adidas quería responder explicando a todos porqué era "su deporte". Para ello le compró un diseño a Craig Johnston, un exjugador del Liverpool después de que éste les presentara un video con Franz Beckenbauer jugando con un primer prototipo.
La idea le llegó a Johnston enseñando a niños: cuando quiso comparar el golpeo de un balón con el movimiento del saque del tenis, un niño le respondió que había muchas diferencias entre una raqueta y la piel mojada de sus botas. La primera prueba consistió en pegar el material de una pala de tenis de mesa a una bota común. Y al menos funcionó de algún modo para que Johnston siguiera trabajando en nuevos prototipos.
El estreno del producto final llegó con una campaña publicitaria en la que se afirmaba que la nueva bota de adidas había tenido que suavizar su diseño para ser aceptada por la FIFA. Lo malo es que la construcción las hacía tan pesadas que sólo el holandés Ronald Koeman quiso probarlas. Aunque debían ser las botas estrella de adidas para la Copa Mundial de 1994, pocos se atrevían a usarla. Alguien convenció a Beckham para que probara una versión mejorada más ligera, aunque David estaba tan poco convencido que jugó con un par que no era para él sino para Charlie Miller, un jugador escocés de los Rangers. En una jugada que parecía intrascendente, un joven Beckham vió al portero adelantado y se jugó un tiro desde el medio del campo que acabó siendo el gol de la temporada. Adidas se encargó de hacer saber que la bota que llevaba era la Predator, que parecía la única culpable del estratosférico disparo. Que en la lengüeta pusiera el nombre Charlie Miller quedó convenientemente oculto.

  • Si las predator tenían que ver un 3% con los tiros de Koeman podemos decir que valían su peso en oro.

    También pueden justificar su falta de cintura como central.

  • genial la nueva dote histórica….!!!

    Os puedo asegurar que con unas predator, los controles imposibles a lo Zidane, eran más fáciles de hacer… tuve la suerte (bolsillo del papi) de disfrutar de varios modelos y eran insuperables…!

    por cierto, probar a buscarlas en san Ebay….!!!

  • Jimmy

    Interesantísimo documento seize, gracias por la aportación. Aún recuerdo el spot que venía con el Fifa 94 de Mega CD (SEGA), mítico! servidor, las tuvo..

  • si alguna vez jugase al fútbol, lo haría con unas Predator. Mis botas de fútbol favoritas y las llevan mis jugadores favoritos.