Kickstories: Jordan III

Peter Moore ya había comenzado el desarrollo de las Jordan III cuando decidió dejar Nike. Una semana antes de irse, llamó a Tinker Hatfield para encargarle la evolución de la línea. Michael Jordan había firmado 5 años con Nike, pero Peter Moore y Rob Strasser pensaban en él para encabezar su propia marca. Y le dejaban a Tinker la tarea de diseñar unas zapatillas para un hombre al que no conocía.
Su primera idea tenía que ver con el logotipo; Peter Moore dejó en su oficina un poster de Michael Jordan machacando un balón con las piernas abiertas, fruto de una sesión de fotos de la Jordan I. Tinker tomó esa foto y marcó la silueta para conseguir el “jumpman” que hoy es la imagen de la marca. Tinker Hatfield se reunió con Michael en las primeras fases del producto y allí descubrió que era algo más que un jugador de baloncesto. Le sorprendió con algunas ideas sobre diseño y su modo de vestir se alejaba bastante de lo que se espera de un jugador casi novato en la NBA.
Uno de sus primeras ideas fue crear una zapatilla intermedia entre high y low. Aunque solía jugar con Jordan I high, con las Jordan II fue combinando high y low. Un modelo intermedio permitiría proteger el tobillo siendo una zapatilla ligera. Tinker adaptó la idea de “elephant print”, un proceso que permitía que la piel tomara la apariencia de piel de elefante y que además tenía una función, ya que esa piel era más rígida y protegía de los impactos . La ojetera permitía personalizar el modo de atarlas. Ron Dumas tomó las ideas del diseñador jefe Hatfield para crear el modelo definitivo de las Jordan III, colocando por primera vez en una Jordan una unidad de aire visible similar a la air Revolution. El modelo final mezclaba la Jordan II con el toque revolucionario de Hatfield.

Nike debía presentar la zapatilla a Michael en un evento que se había convertido en un ultimatum. Hatfield había diseñado en unas semanas una zapatilla con su nombre, basándose en algunas entrevistas, mientras el tipo que había convertido a Michael en Air Jordan (Rob Strasser) y el diseñador anterior (Peter Moore) estaban creando su propia marca, Van Grack. Michael llegó cuatro horas tarde a la reunión, había estado jugando al golf con Rob y Peter. Parecía que la batalla estaba perdida.
Tinker intentó crear un momento espectacular en la presentación, con cortinas que dejaban ver los nuevos prototipos, y no permitió que el mismo Phil Knight conociera el resultado. Los bocetos de las fases del proceso llamaron la atención de Michael, que olvidó la presencia de Phil Knight en la sala para hacer mil preguntas a Tinker. Pero lo que finalmente captó a Michael fue el primer prototipo fabricado de la Jordan III. Michael se vio a sí mismo reflejado en la nueva zapatilla. El equipo de Hatfield fue inteligente para aprovechar la situación. El logotipo de Nike estaba escondido en la parte trasera de la zapatilla mientras el jumpman quedaba bien visible en la lengüeta. Era el modo de darle a Jordan la importancia que se merecía en sus propios diseños. Crear su propia marca con la protección de Nike. Fue la primera Jordan con el Jumpman, pero también la primera con unidad de aire visible. En el aspecto funcional, la ojetera por primera vez podía adaptarse para personalizar el ajuste y el elephant print quedó como signo definitivo de la marca. Un diseño total que terminó apareciendo en camisetas de edición limitada y en los trabajos de Dave White.


Todo ello con una zapatilla que, si bien en su momento no calzó nadie más que Michael, luego, en su versión retro, calzarían Kobe Bryant, Derek Anderson, Lebron James o Scottie Pippen. En 1994 la versión retro fue un completo fracaso de ventas, y a partir de ese momento se convirtieron en una de las más deseadas. Incluso Michael volvió a calzárselas en algún partido con los Wizards. La creación de la marca Jordan provocó que las versiones retro se diferencien para siempre de la original; no más Nike Air en la parte posterior.

Este modo de crear una submarca dentro de Nike puede comprenderse hoy fácilmente, sin embargo, en aquellos momentos se estaba creando un modo de trabajar que se ha imitado hasta la saciedad. Entonces nadie sabía cuales eran los pasos a dar. Hoy cada jugador tiene su propia línea que trata de imitar el fenómeno Jordan.

La campaña publicitaria se sirvió del trabajo de Spike Lee, un joven director negro que en su primera película "Nola Darling" dejaba ver su pasión por las Jordan I. La compañía habitual de Nike, Wieden&Kennedy, creó un nuevo modo de publicitar unas zapatillas. Por primera vez, la agencia se reunía con los diseñadores para comprender el origen del producto. Y de "Nola Darling" salió Mars Blackmon para protagonizar la campaña más duradera y exitosa de la historia del deporte.
Phil Knight siempre dijo que aquella presentación de Tinker Hatfield convenció a Jordan para que permaneciera en Nike, aunque Michael siempre dijo que fueron sus padres quienes le recomendaron quedarse con Phil Knight. También ha dicho siempre que, junto con la Jordan XI, es su favorita. De hecho, para el 40 aniversario de Jordan, Mark Smith eligió como regalo la única Jordan III laser realizada.