Kickstories: Jordan XVII

La Air Jordan XVII llegó en un caja metálica, un CD y el precio más alto para una Jordan, con 200$. Wilson Smith seguía encargado del diseño, mientras Tinker Hatfield ni llegó a supervisar su diseño.
La inspiración llegaba de las líneas de un Aston Martin, la improvisación del jazz y la historia de innovación de las Air Jordan".

El jazz llegó hasta el Jordan Team con el fichaje de Mike Phillips, un saxofonista que se convirtió en el primer fichaje fuera del deporte e incluso tuvo sus propias personalizaciones. Sin embargo, estuvo poco tiempo. Después de que Michael le viera con unas Reebok en una actuación, quedó fuera del equipo.

Como las AJXVI, seguía estando equipada con un pieza que cubría los cordones y que era completamente inútil a la hora de jugar, además de que le daba un peso extra. El corte superior era muy limpio, con pocas piezas y un botín interior. La media suela tenía una un talón en acabado metálico y una zona traslúcida que unos años antes había puesto de moda el iMac. En la suela externa, el diseño recordaba un campo de golf.

La versión alta llegó en tres colores y una más en versión + con algunos cambios en el diseño, que incluía piel de cocodrilo. En el All Star Michael llevó una versión low (con la que falló un mate) que se puso a la venta en tres nuevos colores. En la línea de ampliar la gama, también hubo tres "mules".