Kickstories: Nike Air Yeezy

Yeezy es uno de los nombres que utiliza Kanye West, un productor, rapero y diseñador que siempre ha intentado escaparse de ciertos estereotipos, aunque no ha dudado en fomentar otros. Contra la historia mil veces contada de la escapada del gueto, Kanye planteaba la historia de una familia de clase media con un padre diseñador gráfico y una madre profesora universitaria.

Nike es una marca deportiva. Debe intentar la mejora del rendimiento. Mientras otras marcas no han dudado en girarse hacia la moda, Nike nos intenta convencer de que todas sus colecciones están relacionadas con el deporte. Por eso sus contactos con otros mundos no pasan de la anécdota bajo cuerda. Desde sus comienzos, aunque hicieran todo lo posible para que Elton John o Los Ángeles de Charlie llevaran Nike, nadie debía sospechar que su relación iba más allá. Muchos años después, Jay Z o Pharrell tuvieron versiones especiales de Air Force One, pero adidas ya tenía bien claro que Run DMC, Katy Perry o Jeremy Scott eran tan importantes como David Beckham a la hora de vender.

Con Kanye West todo cambió. O quizás fue Mark Parker el que hizo que todo cambiara. Desde que se convirtió en CEO de Nike, sus pasos siempre han ido encaminados a unir las facetas en las él mismo destacó, deporte, diseño, arte y beneficencia. Kanye se convirtió en el primer no atleta en tener una zapatilla con su nombre, la Nike Air Yeezy, más allá de ediciones especiales de modelos ya existentes. ¿Por qué Kanye? Hay algunos datos que le hacen distinto al resto de raperos, como el hecho de abandonar su vida para dedicarse unos meses a ser becario en Fendi o que su fallida línea de ropa se alejara mucho del street wear habitual. Parker le puso a trabajar con Mark Smith, un fijo en la línea Jordan que fue el causante de que cada zapatilla tuviera un grabado en láser y que para muchos es el creador de la suela de la Air Jordan X. La idea era crear un clásico moderno, un concepto tan manido que quedaba en nada. La realidad es que la experiencia en el diseño de Kanye y su gusto por las zapatillas parecían acercarle al trabajo que Nike suele hacer con sus atletas.

 El resultado final tenía lace loops funcionales para repartir la tensión, una tira de velero, pods en el collar, piel premium en varios acabados y suela de Phylon extraída de la Air Assault y Jordan III de 1987, pero con nuevos materiales que brillaban en la oscuridad. El mismo Mark Smith hizo pública su sorpresa por el nivel de los primeros bocetos de Kanye West, algo que no pasaría de ser un comentario adulador en plena campaña mediática si no se hubiera hecho público un email en el que el mismo Tinker Hatfield mostraba su asombro y le agradecía la experiencia.

Como parte de la colaboración, Nike donó un porcentaje de los beneficios a la Kanye West Foundation.
Las primeras zapatillas Yeezy se pusieron a la venta en abril de 2009 y Kanye se encargó de alimentar la leyenda dejándose ver con samples en conciertos y actuaciones. En eBay era habitual ver Yeezy por más de 3000$ y las primeras filas de las canchas de la NBA se llenaron de acaudalados espectadores tratando de impactar.  Common, Amar´e Stoudamire, Jay ZTinker Hatfield o Lil Wayne se dejaron ver con ellas. Y por supuesto, Kanye West. En el día en el que aparecen sus sucesoras, no está mal recordarlas.