Kickstories: Nike Air Zoom Moire

En 2006 comienza una de las colaboraciones más extensas de los últimos años, Nike y Apple. Una colaboración con sentido, que unía tecnologías de las dos partes. La idea es tan simple como futurista, un iPod que se conecta a través de un receptor sin cables a un sensor colocado bajo la plantilla de la zapatilla para dar información sobre el tiempo, ritmo, distancia y calorías consumidas. Además, los datos quedan grabados en una página personal dentro de nikeplus.com, donde puedes mantener tu diario de entrenamiento. Las zapatillas compatibles con este sistema son identificables por el signo "+" y la primera en aparecer fue una curiosísima Nike Air Zoom Moire, un modelo que parecía más adecuado para uso recreativo que para un entrenamiento serio. Los corredores habituales tuvieron que esperar unos meses para que aparecieran nuevos productos. La Zoom Moire, con una estructura minimalista, carecía de cualquier protección extra aunque se adaptaba al pie perfectamente. La amortiguación Zoom se mezclaba con una media suela de clara inspiración Free. Nike debía pensar que la conjunción con Apple no era adecuada para los corredores más serios y comenzaba con una zapatilla con la que se podían recorrer algunos kilómetros, pero que no era lo mejor si querías entrenar un maratón, más cerca de una Presto que de una Pegasus. Aún así, la campaña publicitaria mostraba a Paula Radcliffe y Lance Armstrong (que en esos momentos preparaba el maratón de Nueva York) además de sesiones de entrenamiento en audio dirigidas por Alberto Salazar o remezclas de The Crystal Method realizadas para la ocasión.
La extrema comodidad de las Moire ha servido luego como base para mezclarlas con otros clásicos como la Air Max 90 o una extraña versión con la P-Rod2. El nombre "Moiré" (pronunciado a la francesa, muaré) proviene de un tipo de textil que juega con distintas texturas, como hace la zapatilla al crear una capa exterior agujereada que deja ver la interior.

3 thoughts on “Kickstories: Nike Air Zoom Moire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *