Kickstories: Nike Escape

A principios de los 80 llegó a Nike la foto del montañero John Roskelley. Esperando que Nike les patrocinara, dos escaladores lucían unas LDV en pleno campo base del K2. Mark Parker, entonces diseñador y actual CEO de Nike, tomó un modelo de running (no es casual el parecido con la Nike Epic) y lo adaptó al uso de montaña. No era una idea tan extraña. Un grupo de diseñadores y trabajadores de Nike solían acercarse a las montañas para probar algunos de sus nuevos materiales. De ahí surgirían a finales de década algunas de las mejores zapatillas multiusos para montaña, como la Mowabb o Revaderchi. Pero mucho antes de la creación de la línea ACG, nike había creado un nuevo concepto que llevaba las ventajas de las zapatillas de running a la montaña. Un paso más arriesgado que la Lavadome surgida con anterioridad. Tal y como había hecho la Reebok Freestyle con el aerobic, la Nike Escape llegaba en 1984, justo en el momento en el que surgía un nuevo modo de entender el deporte. Montañas, riesgo y nuevos materiales.

  • los Serpas… qué llevarían los Serpas…¿?

    gran historia, one more time, seize!!!

  • hace poco leí un libro sobre Reinhold Messner en el que contaba cómo subía los Alpes en calcetines.

  • Los Sherpas no sé, pero sería algo parecido al tamango, que es lo que usaba mi abuelo para subir las rocas de la Sierra de Loja con las cabras.El pié con el calcetín de lana, liado en una banda de lana y la suela de un neumático de tacos de motocicleta atado con el mismo caucho del neumático o las cámaras de aire.
    Estamos hablando de los años 50-60 del siglo pasado.

    Algo parecido a las Huarache, pero en duro.

    Las chirucas y la cadenas llegaron después.

    Los señoritos de Granada que venían a cazar cabras monteses a la Sierra de la Tejeda y alredores, traían botas militares y de caza. Sin embargo se cuenta la leyenda que había un macho viejo como el tiempo al que llamaban «El Brujo», por sus dotes adivinatorias cuando le recechaban. Los precipicios de la Tejeda hacían el resto.

    Mi tio Antonio que en gloria esté, me contó como su hermano mayor cazó al «Brujo» trepando por un risco, con la correa del rifle al cuello, de forma que el macho no esperase que le iba a entrar el tiro desde esa posición.

    La edad del bicho era tan grande que era incomible de lo duro que estaba.

    El Naranco de Boulnes se subíó por primera vez con alpargatas de esparto.

    Joer, que cacho comentario, lo ampliaré en mi blog.

  • estaría bien una foto detallada de ese artilugio para escalar. Ahora se presentaría como «ajuste personalizado, contacto con el piso…».

  • muy grande «cateto»….!

    yo también practico escalada deportiva, nada que ver lo que utilizamos ahora…!

    lo del esparto y el brujo me ha recordado a como pelan las palmeras en mi pueblo…! también con espardeñas…!

  • En mi blog ya he puesto un informe completo.

  • El enlace directo lo tienen aqui.

Post Navigation