Kickstories: Nike Moon 1972


La actual amortiguación Lunarlon de Nike proviene de una zapatilla con la que poco tiene en común. Desde mediados de los sesenta, Bill Bowerman y Phil Knight importaban zapatillas Onitsuka Tiger desde Japón. El primero era entrenador y precursor de la moda del "jogging" en Estados Unidos, el segundo uno de sus pupilos en la Universidad de Oregón. Bowerman pedía modificaciones de las zapatillas Tiger para adaptarlas al mercado americano y ahí empezaron a surgir algunas innovaciones que luego llegarían a Nike. La Nike Cortez nació cuando aún Bowerman y Knight retocaban modelos de Tiger bajo la marca Blue Ribbon Sports, lo que explica su parecido con la Corsair.
La que para muchos es la primera zapatilla completamente diseñada y fabricada por Blue Ribbon Sports se llama Nike Moon y seguía las ideas de Bowerman de amortiguar el impacto de cada pisada. También innovaba por la suela exterior creada (legendariamente) en una máquina de hacer gofres. Cuando Bill Bowerman fue elegido como seleccionador nacional estadounidense del equipo de atletismo para los Juegos Olímpicos de Munich 1972, muchos tomaron la Nike Moon como su modelo básico.
Pero poco del diseño de esta primera zapatilla de Nike recuerda a la amortiguación Lunar actual. Poco más que una frase. Geogg Hollister, uno de los corredores de Bill Bowerman y tercer empleado de Nike era el banco de pruebas de los inventos de Bowerman. Algunos de sus experimentos habían acabado en sonoros fracasos, pero quiso que probara un primer prototipo de la Nike Moon. Poco tardó Hollister en decir que pisaba "como si estuviera en la luna".