Kickstories: Nike Rift

Uno de los más desconocidos diseñadores de Nike fue Kip Buck, cuyo nombre está asociado a una de las zapatillas más extrañas y minimalistas de las últimas décadas. En los ochenta se comenzaron a popularizar las pruebas de ultramaratón. Buck pensaba participar en la Leadville 100, una carrera de 100 millas (165km). En un lógico razonamiento, pensó que cualquier gramo extra se convertiría en kilos tras algunas horas de carrera. Aunque estaba en lo cierto, también lo es que con el cansancio llegan también los fallos en la técnica de carrera, por lo que las ultradistancias necesitan protección extra. Además, este tipo de carreras se celebra por caminos y senderos en los que se necesita más agarre y seguridad. En su afán minimalista, se deshizo de cordones, lengüeta y todo elemento de protección. Basándose en la zapatilla TIGER con la que Kee-chung Sohn ganó el oro en los JJ.OO. de Berlín 1936, el dedo gordo permanecía separado para ganar equilibrio. Además, le colocó el nombre de una zona de Kenia conocida por sus campeones. No sabemos si Buck se atrevió a correr con ellas, pero la Nike Rift, nacida en 1996 sigue siendo un ejemplo de diseño, aunque ahora lo haga en el asfalto.

  • Lo del dedo gordo suelto es cosa de unas botas japonesas que llevan hasta los soldadores en los andamios en punta de obra. Lo ví en un documental de estructuras.
    En el concurso “Ninja Warrior” que va de escalar cosas también lo llevan, así que tendrá que ver con el agarre.

    La Adidas TMC5 tenían ideas de estos zapatos ninja, pero no se atrevieron con el dedo gordo.

    Posiblemente por los calcetines, que en Japón son populares, pero en Occidente sólo los vende Nike con cuentagotas.

  • Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  • si a un jugador le podrían haber valido unas zapas de basket con dedos separados, a pesar de lo difícil que hubiese sido suficientemente fuertes para basket a su vez, ese era TMAC. Movimientos felinos, cuerpo tumbado hacia delante al arrancar, quiebros explosivos (pero ágiles, no violentos) desde parado. Qué pena de carrera…

  • Me encantan estas zapas. Lo de imitar a los calcetines “tabi” que es como se llaman siempre me pareció un detalle de diseño muy cool ademas de cumplir uno de esos estúpidos deseos que tenía desde crio, calzar unas botas tabi como las de un ninja. Aunque he de decir que son mas cómodas que unos tabi originales.