Kickstories: Nike Zoom Flight Turbine 2002


Un ejemplo claro de lo que significa Nike. Había creado las Hyperflight en 2001 y un año después tenía que dar un paso más. Así que aligeró la Hyperflight, para crear la Zoom Flight Turbine; le dió un aspecto más minimalista, le quitó protección...y la zapatilla acabó convertida en un ejercicio para comprobar hasta dónde se puede llegar. Aún así, parecía una zapatilla adecuada para cierto tipo de jugador muy rápido que no necesita protección. La pieza que rodea el tobillo se ajustaba mediante los cordones, que casi en su totalidad se mantenían escondidos, un efecto heredado de su época pero poco funcional. En la NBA la vimos en los pies de Jason Kidd (que incluso tuvo una personalización con su logo) y pocos más, aunque seguro que le sirvió a Aaron Cooper para conocer sus límites.