Kickstories: Nike Zoom Talaria 1997

1997 fue, en muchos sentidos, un año dorado para cualquier aficionado a las zapatillas, el año de las Zoom Flight V y Zoom Spiridon. Un año antes habíamos visto en las pistas de atletismo dos absolutos clásicos de Nike, Eldoret y Jasari y la excelencia en diseño parecía que llegaba al resto de corredores.
Tinker Hatfield se había alejado de la línea Jordan para centrarse en su primer amor, el atletismo. Y su siguiente trabajo se basaría en una investigación de campo entrevistando a cientos de corredores sobre su zapatilla ideal. El resultado sería una zapatilla de perfil bajo gracias a la nueva cámara de aire zoom, de menor grosor que las habituales cámaras de aire. Además, debía ser ligera y transpirable. Su nombre, Air Zoom Talaria, proviene de la sandalia de Hermes, el dios griego de atletas, poetas, viajeros e inventores.
El primero de los colores fue sin duda el más exitoso; el amarillo neón permitía identificar fácilmente quién se atrevía con los diseños del señor Hatfield. El swoosh, pequeño, casi escondido era un modo de dar importancia al diseño global sobre la marca. La suela translúcida dejaba ver un degradado que recordaba los colores de los caramelos. Y un caramelo era. Pero quizás ese pequeño detalle efectista, esa licencia estética de un hombre interesado más en la función, ponía fecha de caducidad a la Talaria. Algunos corredores se quejaron de la fragilidad de la suela transparente.
Se convirtió en una zapatilla para corredores deseosos de romper barreras. En el modelo ligero que podías utilizar en un entrenamiento y verlo luego en los más rápidos maratonianos. Hasta unos años después no se convirtió en una zapatilla de moda, e incluso los colores originales en su versión retro no la hicieron una zapatilla muy vista. La horma y la idea "Talaria" se ha llevado a otros terrenos, dando nombre a la línea más veloz de fútbol, se ha mezclado con la Air Force One e incluso se ha visto renovada en una bota de edición limitada. En la última de sus influencias, vimos cómo se utilizaba la misma tipografía en la ACG Macleay.