Kickstories: Vans #44 Authentic

Cuando a principios de los setenta un grupo de californianos intentaron llevar los movimientos del surf al asfalto, no sabían que estaban creando algo más. La familia Van Doren tampoco sabía que estaba creando un imperio cuando en Marzo de 1966 inauguraba su propia tienda de zapatillas. Lo que la hacía diferente es que las fabricaban ellos mismos, una de las pocas marcas americanas que podían hacerlo. El cliente podía elegir un modelo y color, pasar el día en la playa y volver por la tarde a por sus zapatillas. Incluso podía llevar sus propias telas para fabricarlas con ellas. Con Converse copando el mercado deportivo, Vans se centró en hacerlas distintas y baratas.
Tony Alva y Stacy Peralta eran parte de los Z Boys, un grupo de skaters que le dio al patín a una subcultura propia. Aunque soñaban con zapatillas lujosas y caras, sólo podían permitirse Vans de 2.99$. A pesar de que más tarde fuera habitual verles con Dunks o Jordan I, e incluso sus propias marcas (Powell Peralta), el germen del skate está unido a esas Vans baratas de las que nadie recordaba el nombre (Deck Shoe #44) y que más tarde serían bautizadas como Vans Authentic.
Icono del punk americano, su elección como zapatilla barata pasó a ser una desconocida anécdota para las siguientes generaciones de subversivos adolescentes.

  • e ha encantado la historia!

  • Este modelo era un clasico en mis epocas de secundaria…todo mundo lo uso…incluso habia uno de piel…