Kickstories: Vans Sk8 Hi

Los hermanos Van Doren supieron hacer de su fallo una virtud. Cuando comenzaron a fabricar zapatillas en California en los sesenta, no tenían demasiados puntos de venta. En realidad, solo tenían uno. La propia fábrica. Por esa misma razón podían hacer algo que hoy día vemos revolucionario y que lo era aún más entonces. Ofrecían la posibilidad de personalizar las zapatillas. Y eran baratas, muy baratas. 2.49$
Surgía entonces el skate, no como un deporte sino como una subcultura unida al surf. Necesitaban zapatillas baratas porque la lija del patín obligaba a renovarlas. Vans se vio rodeada de adolescentes que buscaban sus zapatillas y empezó a pensar en ellos. Crearon la suela wafle (sí, antes que Nike) y cambiaron el patrón de la suela exterior para tener más agarre y flexibilidad. Bajo el metatarso, el gofre  cambia su estructura. 
Y llegó la SK8 High. Caña alta, acolchada, y mezclando una puntera en suede perforada y paneles laterales en lona. La primera zapatilla con caña alta diseñada para patinar.
Del skate pasó a la música y se convirtió en una zapatilla punk, y de ahí al otro lado, con colaboraciones con Junya Watanabe o Paul Smith, que conviven sin problema con ediciones para Iron Maiden.

  • Carlos S.

    Uno de mis modelos favoritos.

  • Anonymous

    Los acabados vans actualmente dejan mucho que desear. Aunque el tacto que tienen con el patín es único, las suelas y las telas duran muy muy muy poco…