NikeStore vs NikeLab

En las últimas semanas en la industria del equipamiento deportivo se habla de Nike, de lo que ocurre con Nike, de lo que ocurrirá con Nike. Su lugar como número uno en ventas en estos momentos es indiscutible, pero la sensación es muy diferente. Como cuando vas venciendo por 20 puntos pero tienes miedo a perder el partido.

Nike no tiene miedo a los cambios y ha comenzado su estrategia de combate. Según he leído cien veces en la última semana, Nike iba a reducir sus puntos de venta de 30.000 a 40. Evidentemente, se trata de un falso titular a partir de un comentario de Elliot Hill, Presidente de Geographies & Integrated Marketplace en la última reunión con accionistas.

Hill se refiere a 40 partners, no puntos de venta. Footlocker, que seguro que es uno de esos partners elegidos, tiene 1.000 puntos de venta en Estados Unidos. Además, esos 40 partners serán los elegidos para una nueva estrategia para acelerar el desarrollo y la creación de producto para sus tiendas. Se habla de implementar nuevas estrategias en ciertos partners, no eliminar el resto.

¿Es esa la solución?

Una gran marca debe mantener el equilibrio entre ventas masivas y el estilo, vender Huaraches o Gyakusou, NikeStore vs NikeLab. Con las ventas consigues músculo financiero, pero hay que saber mantener un estatus de novedades a pesar de que no vendan demasiado, porque te dan la imagen de marca deseable, son las balas de plata que tiran del resto de la compañía. Si te apartas de eso y te centras en lo que realmente da dinero, tu marca muere en cuatro temporadas. Es simple pero dificil de explicar a los que basan sus decisiones en hojas de cálculo. Un producto que hoy no da dinero puede provocar que otro producto de mucho dinero la próxima temporada.

Yo no creo que el problema de Nike venga del producto masivo sino en el foco de "lo deseable", que ahora mismo está en otras marcas. A cualquier recién llegado le resultará extraño, pero hace cuatro años había gente durmiendo en la calle para conseguir unas LeBron (Cork) o KD. Incluso el producto de NikeLab y sacrosantas colaboraciones no son capaces de crear apetito por la marca.

El consumidor sigue comprando Huaraches, pero antes deseaba Jordan o Air Max y ahora desea otras marcas. Incluso si hablas con nikeofilos, te dirán que les cuesta encontrar zapatillas Nike deseables. Tal y como explican las teorías de difusión de la innovación, si los innovadores no aceptan tu producto, es cuestión de tiempo que las masas hagan lo mismo.

La idea de acelerar el desarrollo del producto puede ser interesante, pero no soluciona nada si la marca no es deseable.