Some People Think I´m a Shoe, Stan Smith

Hasta hace unos años encontrar libros de zapatillas era algo complicado. Con la saturación de libros sobre el tema vimos dos líneas, por una parte comenzaron a editarse libros a la ligera, con la única intención de aprovechar el momento. Por otra parte comenzó una especialización temática que nos llevó a libros exclusivos sobre un modelo en concreto. Pionero también en esto fue Chuck Taylor, luego llegaron Air Max 1, Air Max 97…y ahora Stan Smith.

Aunque tiene el beneplácito de adidas, no es un libro de la marca, lo que le da un tono muy relajado y redunda en su credibilidad. Se habla con naturalidad de otras marcas e incluso del museo Bata, a pesar de alguna aparición sospechosa. David Villa contando que iba al colegio con Stan Smith suena al besaescudo de fichaje futbolero.

La manida estructura del abecedario como excusa para desgranar su historia no estorba en una colección de anécdotas, chascarrillos y curiosidades. Hay zapatillas dibujadas por el nieto de Stan Smith, comentarios de John Wexler, Nic Galway, Towa Tei, Pelé, Martina Navratilova, Raf Simons, Shane Battier o los fundadores de White Mountaineering, Hyke, Mastermind, Kolor, UNDFTD o Colette. Incluso un coleccionista de zapatillas, que en libro con tantas miradas distintas incluso tiene sentido.

Con apariencia de coffe table book de esos que se quedan para siempre sin leer, Some people think I’m a shoe habla sobre zapatillas (¿debería usar el singular?) pero también del tenis de los sesenta, del paso al profesionalismo, de moda y de familia. Todo en pequeñas cápsulas que funcionan como los capítulos de un bestseller facilón, siempre crees estar en el penúltimo.

Lo más peligroso de estos libros es cuando se convierten en hagiografía o cuando se hacen sin amor (podría citar alguno de adidas que parece editado por el mismísimo Mark Parker). El cuidado del libro no se queda en la presentación y llega hasta la elección de las fotos. El mismo estilo de Stan Smith (el hombre), te aleja de cualquier glorificación porque es del tipo de personas que convierte en algo tremendamente natural haber sido número 1 del mundo.

Quizás eso explique el carácter de Stan Smith (la zapatilla). Esa zapatilla que detrás de su apariencia de básico esconde mil historias.