Tag Archives: kobe

La retirada de los números de Kobe Bryant es una excusa como otra cualquiera para repasar sus 8 mejores zapatillas. Las 8 mejores. La otra opción era elegir las 24 mejores y era un poco excesivo, aunque podría hacerlo. Los meses en los que Kobe era agente libre de zapatillas en la temporada 2002/03, jugó con locuras como Converse Weapon, Reebok Question, Air Force 1, And1 Game Time o Jordan personalizadas. Este listado de “mejores zapatillas” está basado en la innovación, porque sería injusto comparar el rendimiento de zapatillas con más de una década de diferencia. Aunque viéndolas en conjunto, parece una demostración de que algunas grandes innovaciones quedan en el olvido en unos meses.

-adidas Kobe Two. La última zapatilla de Kobe Bryant con adidas fue diseñada junto a Audi y pesaba tanto como un coche. Repudiada por todos, incluso el mismo Kobe Bryant, es el ejemplo perfecto de un trabajo de diseño que no piensa en el rendimiento.

-Huarache 2K4. adidas pensó que el problema de las zapatillas de Kobe era Kobe. Nadie le prestaba atención a sus pies. Rompió su contrato y le obligó a pasar 6 meses sin firmar un contrato con otra marca, lo que provocó que Kobe se convirtiera en el centro de atención de la NBA. Cada noche, un nuevo par de zapatillas de una nueva marca. Hasta que llegó el contrato con Nike y sus primeras zapatillas, unas Huarache 2K4 que tomaban el nombre y la idea minimalista de las primeras Huarache Flight (con la que también jugó). No fue su primera zapatilla con nombre para Nike, pero fue su primer contacto con Eric Avar, el diseñador de su línea posterior.

-Nike Kobe 1. Kobe estaba lastrado por las batallas judiciales de Kobe y su ausencia de street credit (aquella superflua búsqueda por demostrar que has salido del gueto para vender zapatillas, tan típica de principios del siglo XXI). Su primera zapatilla con Nike, diseñada por el combo Eric Avar-Ken Link, en su día parecía no querer destacar.


-Nike Kobe 2. Dos ideas brillantes con un resultado desigual. La primera idea era un signo de su tiempo; Nike apostaba por su línea Considered que rechazaba lo químico en beneficio de lo físico y apostaba por minimizar el consumo de recursos naturales. La línea Considered desapareció cuando Nike estableció que el cuidado del medio ambiente no podía quedarse en una colección y estableció esos mismos patrones para el resto de sus productos.

La segunda idea tuvo un recorrido menor y una ejecución menos lograda. Si cada partido de Kobe no era igual, no tenía sentido jugar cada partido con la misma zapatilla. La Kobe 2 era en realidad una minicolección con tres zapatillas llamadas Strength, Sheath y Lite que debían ser usadas por Kobe en distintos momentos de la temporada. En realidad, él prefirió jugar con Huarache 2K4, la zapatilla en la que se inspiró Avar para diseñar las Kobe 2.

-Nike Kobe 3. Una rareza. Un pieza de TPU sobre malla y media suela de Zoom diseñada por Eric Avar como ruptura ante las anteriores Kobes. En un intento de crear una versión lifestyle, tuvo ediciones en piel.

-Nike Kobe 4. Desde que los Harlem Globetrotters cortaron sus Chuck Taylors, siempre hubo zapatillas de caña baja, pero Kobe decidió llevarlo a otro nivel con su cuarta zapatilla. Supuestamente inspirada en la libertad de movimiento de las botas de fútbol, Kobe convirtió las zapatillas de caña alta en un fósil antediluviano. Unas temporadas antes,las zapatillas bajas de Gilbert Arenas o Steve Nash eran una locura, Kobe no fue el primero pero consiguió darles un sentido.

-Nike Kobe VII System. En un intento de recuperación de la idea de la Kobe 2, Kobe System permitía convertir tu zapatilla en alta o baja y jugar con distintos sistemas de amortiguación. Nike ha intentado crear sistemas convertibles en distintas ocasiones (Jordan XVI low, XX1, XX2, 2012, Nike MORF, Nike Swoopes o Nike Revive). Además, en el anuncio aparecían Aziz Ansari, Serena Williams y Kanye West.

-Nike Kobe 9. Propiocepción. El jugador que nos convenció de las ventajas de las zapatillas bajas nos hablaba de propiocepción con la Kobe 9 con una arriesgada versión Elite, extra-alta, por primera vez realizada en flyknit. Aunque pocos jugadores la llevaron en cancha (y los que lo hicieron desabrochaban la parte superior), abrió el camino para una serie de zapatillas de flyknit altas.

1 Comment

Convertir un espacio olvidado en un templo del baloncesto. Eso es lo que acaba de hacer Nike con Le Quartier en París, un lugar en el que una cancha se convierte en el centro de la cultura de baloncesto en Francia. Para inaugurarlo, Kobe Bryant, que parece que lleva el camino de convertirse en un conferenciante de autoayuda, planteando la Mambamentality como método de mejora personal. Se le fue el detalle de decir que estaba en un marco incomparable.

La primera Huarache surgió como ejercicio de estilo de Tinker Hatfield, que pretendía imitar las sandalias con las que corrían los indios Tarahumara. Lo mínimo llevado al máximo. Pero era una idea del running que no encajó en el baloncesto, donde los jugadores pedían más soporte. Así que la línea Huarache siguió en el running y se alejó del baloncesto.
Lo más llamativo de las Huarache era el botín interior elástico, que en cada actualización tenía más importancia hasta hacer inútil los cordones en la Nike Huarache Plus, algo en lo que fue demasiado lejos. Tras el fracaso de este modelo, el nombre y la idea Huarache se escondieron en un cajón hasta diez años después.

En 2004 Kobe Bryant se convertía en el jugador estrella de Nike después de su paso por adidas. Durante media temporada se había producido uno de los momentos más extraños para la estrella de L.A. ya que adidas le impedía fichar por otra marca, y Kobe cambiaba de zapatilla en cada partido, tal y como haría después Gilbert Arenas.
El fichaje de Kobe no fue todo lo afortunado que podría haber sido. La acusación de violación le ganó el odio de todos. Nike ya tenía preparada una zapatilla para él y el momento no era muy oportuno. Aunque Nike acostumbra a crear signatures (modelos propios) sin el nombre del jugador (lo hizo para Lebron James-Zoom Generation o Jason Kidd-Flight Five), no sabemos si el punto final lo puso el juicio al que se vió sometido. Incluso el "8" que decoraba el talón, terminó cambiándose por el logo de Huarache.

La Huarache 2k4 estaba claramente diseñada para Kobe. Rápida, ajustada, el zoom le mantenía cerca del suelo y la fibra de carbono le daba el punto de rigidez y respuesta adecuada. Aunque el tobillo tuviera un corte alto, el velcro no impedía el movimiento e incluso el mismo Kobe no lo utilizaba, adelantándonos lo que veríamos en su saga, terminado por un contrafuerte rígido en el talón al estilo de las botas de fútbol.

Unos días antes de estrenar las Huarache 2k4, Kobe jugó con las Huarache Flight originales, como si estuviera presentando sus gustos.
La 2k4 fue rápidamente adaptada por los jugadores NBA, algo que no sabemos si hubiera pasado en el caso de llevar el nombre de Kobe. Era habitual verlas varias temporadas más tarde ya que el modelo que le sucedió, Huarache 2k5 ya tenía algo más de sujección y protección, abandonando el lado más radical de la 2k4. En 2011 ha vuelto a la actualidad con la posibilidad de personalizarlas en NikeiD, aunque antes tuvo versiones con Air Max, laser, con clavos o considered.

5 Comments

Hasta este momento, la línea de Nike con Kobe Bryant había proporcionado buenas zapatillas pero sin ningún avance claramente visible. Todo cambió cuando apareció Eric Avar, un diseñador que había estado involucrado en locuras como la Ndestrukt, Hyperflight, Zoom Flight V o las Huarache originales. Todas ellas con algo en común, todas ellas eran revolucionarias. Y la Kobe III también lo sería.
Alejado de ideas clásicas, Eric Avar creó una estructura plástica rígida que aportaba estabilidad y ligereza, montada sobre una malla muy abierta. El dibujo creado en esa red era un diamante que veríamos repetido en la suela, al más puro estilo waffle, aunque a muchos les recordaba la red de un aro de baloncesto. El resto de especificaciones incluye fibra de carbono y zoom.
¿Buscas rendimiento? Es tu zapatilla, aunque esté muy lejos de la estética a la que estamos acostumbrados, tanto que no fue precisamente un éxito de ventas. Ni siquiera la versión que prometía ser una versión de calle, realizada en piel en lugar de la estructura plástica.

1 Comment


Cualquier corredor, incluso a nivel popular, tiene varios juegos de zapatillas, uno para entrenamientos, que da más protección y comodidad y otro par más ligero para las series y competición. Nike llevó la misma idea al baloncesto con la Kobe II, que tendría tres versiones, Sheath, Strength (reforzada, con velcros) y Lite (la más ligera, llevada a la mínima expresión). La idea tenía algunas lagunas ¿debía Kobe cambiar de zapatilla según el juego que realizara cada noche?
El diseñador Ken Link tiró de algunos conceptos que parecían extraños en 2007 y que hoy son habituales como la eliminación de pegamentos en favor de las costuras (extraído de la línea considered) o la búsqueda de la flexibilidad por encima de la amortiguación, como vemos en las Free. En cierto sentido fue la primera piedra de lo que luego vimos en las Kobe, cercanía, ligereza y flexibilidad, aunque con un diseño aún nada revolucionario.

3 Comments


Desde su llegada a la NBA, Kobe Bryant había llevado adidas, pero lo complicado de sus diseños y la imagen de Kobe no ayudaba a vender zapatillas, así que adidas rompió unilateralmente su contrato. Durante unos meses, adidas le impedía firmar con cualquier otra marca y para asegurarse de ello no podía jugar durante tres partidos con la misma marca. Kobe estrenaba zapatilla y marca casi en cada partido, consiguiendo que cada encuentro fuera un momento esperado para comprobar su elección, supongo que adidas no volverá a hacer nada así.
Aunque la primera zapatilla que se diseñó con la ayuda de Kobe Bryant fue la Huarache 2K4, el juicio por intento de violación hizo que Nike desechara la idea de ponerle su nombre. La primera zapatilla en hacerlo sería La Nike Zoom Kobe, en 2006. El diseño estaba centrado en los constantes cambios de dirección, con una suela redondeada para facilitar los movimientos laterales, pero el peso no era una cuestión decisiva. A pesar de tratarse de un modelo de caña baja (o lo que entendíamos por caña baja en 2006), no era demasiado ligero. Tal y como hizo Nike con LeBron James, la primera zapatilla de Kobe no tenía un diseño demasiado innovador, como si quisiera ser sólo la punta de lanza de algo que vendría luego, algo que tiene sentido sabiendo que Ken Link ha estado involucrado en zapatillas de Kobe y LeBron.
Con ella se continuó con lo iniciado en la Huarache 2K4, una edición especial en los colores de los Minneapolis Lakers a juego con la indumentaria retro. Además de ser las zapatillas con las que Kobe llegó a los 81 puntos, tuvo versiones especiales con Stash.