Tag Archives: run

El asunto de la publicidad en blogs e instagram está en pleno proceso de legislación en Estados Unidos, pero algunas marcas van aun más rápido. Cuando algunos se plantean si la utilización de marcas en cuentas personales debería ser categorizado como anuncios, algunos dan un paso más.

Oiselle es una marca estadounidense de nueva ola centrada en material técnico para corredoras. Decidida a hacer las cosas distintas, no quiso entrar en el habitual circuito de enviar producto a instagramers y le dio la vuelta a la situación. Hay muchas corredoras dispuestas a hacer cualquier cosa por convertirse en una de esas afortunadas que reciben material y son invitadas a eventos de la marca. Cuando hay mucha gente dispuesta a conseguir algo, habrá alguien dispuesta a pagar.

Una vez al año Oiselle abre la opción de participar en Volée, un programa formada por mujeres que pagan 100$ por una camiseta, una bolsa, acceso prioritario a producto limitado, envíos gratuitos en las compras en su web, asistir a eventos y sobre todo, pagan por el derecho a asociar su nombre con la marca porque se comprometen a correr representando a Oiselle.

La marca tiene a 5 grandes atletas en plantilla (con Kara Goucher y Lauren Fleshman como nombres principales), unas 30 más que reciben producto y 4000 más dentro de Volée. Algo así como pagar para hacer creer que te pagan por llevar sus productos. Nada nuevo. Jordan tenía su propio club en los noventa y poco antes la división española de Converse te permitía formar parte de un exclusivo grupo. El giro maquiavélico es que Oiselle convierte a sus “Volée” no en consumidoras especiales sino en anuncios en redes sociales.

Tobie_Vaulting_hd_1600Hace justo 20 años el pertiguista de la foto veía como medio mundo hablaba de uno de sus trabajos. El tipo en cuestión se llama Tobie Hatfield y algunos años después desarrollaría el concepto Free y el sistema FlyEase para que personas con movilidad reducida pudieran ponerse unas Nike fácilmente. Pero en 1996 Tobie Hatfield solo era un antiguo pertiguista que no había podido superar los 5.30 que había saltado su hermano mayor.  Se había dedicado a entrenar en Asia y Estados Unidos antes de que en Nike quisieran aprovechar sus conocimientos de calzado y cultura asiática para enviarle a supervisar fábricas. En Nike también seguía a la sombra de su hermano, el diseñador de las primeras Air Max y de la mayoría de las Jordan.

Tobie era el puente entre Nike y los atletas que debían participar en los Juegos de Atlanta 1996 y el favorito para hacerse con dos medallas de oro era Michael Johnson. Su prioridad eran los atletas, pero marketing también le pedía productos que pudieran tener cierta visibilidad durante los Juegos.

La idea de Hatfield era crear una zapatilla con un acabado que imitara a un espejo. En algunos trucos de magia se utiliza un espejo cerca del suelo para simular el vuelo. Incluso la primera saga de Star Wars utilizó ese truco. Una zapatilla que tuviera la apariencia de un espejo te haría pensar que Michael Johnson volaba.

gDgIl

El equipo liderado por Hatfield estuvo 8 meses desarrollando un material que fuera perfecto para la potencia de Johnson y que luciera como un espejo. Cuando le presentaron los últimos cuatro prototipos de espejo, Michael Johnson preguntó "¿por qué me habéis preparado zapatillas plateadas? En Atlanta voy a conseguir dos oros, no platas." Nike tenía en la recámara una zapatilla dorada y otra morada, su color favorito. En 10 segundos Michael Johnson rechazó las cuatro zapatillas plateadas y decidió usar la morada en los trials y la dorada en los Juegos.

El 1 de agosto de 1996 el antiguo pertiguista Tobie Hatfield veía como aquellas zapatillas doradas de Michael Johnson batían el record del mundo de los 200 metros, solo un par de días después de haber conseguido el oro en los 400. Las zapatillas doradas de Michael Johnson aparecían en cada portada. Dos detalles curiosos: no tenían nombre específico, por lo que pasaron a ser conocidas como "las zapatillas doradas", y MJ tiene algo en común con otro MJ; el pie derecho era media talla mayor para adaptarse a los pies de Michael Johnson.

78

rxph3voqompowwrfqnig

Nike intentó tirar de la imagen de Michael Johnson creando para él una espectacular zapatilla de entrenamiento, la Zoom JST, clara fuente de inspiración para la Free Mercurial Flyknit de Olivier Rousteing.

zoom jst

Incluso intentó relacionar a Michael Johnson con la Zoom Spiridon en un curioso anuncio. Pero algunos colores de las Spiridon ¡tenían logo plateado! Afortunadamente veremos una reedición con logo dorado, tal y como había intentado la tienda Opium en una edición limitada que nunca llegó a ponerse a la venta.

Tan desapercibidas como su JST y la propia Spiridion fue su zapatilla para las pruebas clasificatorias de los Juegos. Una zapatilla con el mismo efecto brillante pero en un acabado morado. Nunca sabremos es si la primera Huarache, que el propio Michael Johnson anunciaba, era morada por elección personal del corredor.

tumblr_njg9xim4oa1tqyn80o1_1280

g_louis_576x324

El señor de la foto es Spiridon Louis, un vendedor de agua griego que pasaría a la historia por una hazaña deportiva a pesar de que solo participó en una prueba atlética en toda su vida. Y la prueba era el primer maratón olímpico de la era moderna en 1896. Parece curriculum suficiente para dar nombre a unas zapatillas y Spiridon lo hizo con algunas más.

1984spiridonracing

La primera fue la Nike Spiridon, una racer pensada para los más rápidos. Ingrid Kristiansen corría con las Sock Racer, Alberto Salazar ayudaba a desarrollar la Nike Eagle y el portugués Carlos Lopes lo hacía con la Spiridon. Mientras preparaban prototipos para Los Angeles 84, Nike le propuso crear un Special Make Up rojo y verde, a juego con el uniforme de Portugal. La respuesta de Lopes fue digna de Muhammad Ali. ¿No sería mejor hacerlas doradas, a juego con la medalla que voy a conseguir? La Spiridon Gold debía ser un modelo específico para Carlos Lopes, pero después de ganar el oro olímpico en 1984 y batir el record del mundo en 1985, acabó teniendo una versión masiva.

Screen Shot 2014-08-12 at 11.39.58

Screen-shot-2011-09-30-at-3.41.41-PMEl dorado es el único punto de unión con la siguiente Spiridon. En 1997 Nike preparó una zapatilla para Michael Johnson, que un año antes había ganado dos oros en Atlanta calzando unas zapatillas doradas. En principio la zapatilla se desarrolló como modelo de entrenamiento para un velocista como Michael Johnson, lo opuesto a una zapatilla para un maratoniano. Diseñada por Christian Tresser, un nombre casi olvidado porque solo estuvo un par de años en Nike, aunque le dio tiempo a diseñar Spiridon, Air Max 97 o la futbolera Air GX, con la que compartía swoosh brillante. Tresser pasaría por adidas, donde diseñó algunas de las primeras Crazylight y Adizero y actualmente trabaja para Newton.

La Spiridon noventera tiraba de Zoom Air como tecnología innovadora y presumía también de ser la primera zapatilla realizada completamente en malla, aunque se tratara de una malla completamente distinta a los que estábamos acostumbrados. El motivo para llamar Spiridon a una zapatilla sin relación alguna con su predecesora y no diseñada para correr maratones sigue siendo una incógnita.

Nike-Zoom-Spiridon-Retro-2

El tercer momento Spiridon llega en 2003 con el desarrollo del Zoom. Esta nueva Spiridon tampoco era una zapatilla con la que acabar un maratón, pero era sorprendente por el uso del Zoom visible enjaulado (Caged Zoom) y por una nueva versión en 2005 (Spiridon Plus). Curiosamente, también diseñada por otro completo outsider, Steve Smith, que ha diseñado desde la New Balance 1500 hasta la Reebok Insta Pump Fury.

495515_dsk9wucyunfg2zmhk8fvr7stw
495515_giaxd_abb48xb6agecpfp0icr

Tres décadas, tres conceptos completamente distintos. Una Spiridon en los ochenta para maratonianos que sigue siendo recordada como una de las mejores racers de la historia, una Spiridon en los noventa para un cuatrocentista y Spiridon en el siglo XXI que parecía concebida como un ejercicio de diseño. Cuidado, ahora llegan los retros.