Kickstories: Nike Zoom Ultraflight 2003

Con ideas cercanas a Hyperflight (2001) y Turbine (2002), Nike intentó una última vuelta de tuerca con la Ultraflight (2003). Ahora no sólo se trataba de hacer una zapatilla rápida, sino que además el talón era envolvente, funcionaba como un chasis sobre el que se construía la zapatilla, evitaba movimientos laterales innecesarios ¡y era transparente! Evidentemente influído por el diseño de los primeros iMac, el talón traslúcido le daba una apariencia juguetona que estaba lejos de la realidad. Su comportamiento era el de un felino, pero no mientras juega con una madeja sino cuando ataca a su presa. Oficialmente, el diseñador Aaron Cooper se basó en el Ferrari 360 Spider de Gary Payton, para quien fue una especie de signature.
Extremadamente estrecha y con un botín interior, seguía la idea de Hyperflight y Turbine de ser una zapatilla exclusiva para los más veloces que pudiera ser vendida a todo el mundo. El resultado no fue el deseado; era demasiado arriesgada para el comprador recreacional. La suela externa, sin embargo, era muy agresiva y quizás le daba un peso innecesario. Una unidad de Zoom en toda la suela y un extra de Zoom en el talón completadas con unas plantillas gruesas daban el toque "para todos los públicos".
Gary Payton y Tony Parker tuvieron algunas ediciones personalizadas, aunque quizás la más recordada sea la de Lebron James en el instituto, cuando todas las marcas intentaban convencer al niño prodigio.