Tag Archives: nike

Ahora mismo Nike tiene a tres jugadores con signature en la NBA y dos de ellos juegan en el mismo equipo, Irving y LeBron. El día de Navidad se enfrentaban al tercero, Kevin Durant, y ambos estrenaban zapatillas. Desde luego es el escaparate perfecto, pero habría que preguntarse si es el momento adecuado ¿los jugadores de baloncesto no compran zapatillas para iniciar la temporada en septiembre?

Dos zapatillas estrenadas el mismo día, por dos jugadores del mismo equipo. LeBron sorprendió con las LeBron 14 a la vez que Nike lanzaba una escueta nota de prensa en la que solo se explicaba que utilizaba unidades máximas de Zoom articulado (al estilo de su anterior zapatilla), composite en el upper con cortes en laser y una tira realizada en materiales auxéticos (algo que conocemos de la serie Free). Aun sin fecha ni precio, las últimas LeBron tuvieron graves problemas de venta en Estados Unidos. Entre la poca información que ha ofrecido Nike no se habla del diseñador, aunque parece ser que continúa siendo Jason Petrie (desde que hizo unos desafortunados comentarios en twitter, Nike esconde el hombre de Petrie).

lbj14_01_native_600lbj14_02_native_600lebron-xmas4

El estreno de Irving fue más habitual. Unos días antes se dan a conocer los detalles técnicos, muy en la línea de la Irving II (suela curvada, pods de tracción...). El día del partido las mostró en dos colores, el diseñado para Navidad (blanco y dorado) y uno especial que se ponía a la venta el mismo día 25 por sorpresa. Y además, partidazo de Irving y canasta decisiva.

irving39irving2irving1

La Irving 3 llega acompañada por una campaña que recuerda a la mítica Freestyle de 2001, pero esta vez la música la pone Questlove de The Roots.

nike-earnings-2017-q2a_native_600

Si quieres conocer lo que va a pasar mañana en el mundo de las zapatillas hay que buscar entre los próximos lanzamientos.

Si quieres saber lo que va a pasar dentro de unos meses hay que escarbar un poco más. Nike acaba de presentar los datos del segundo cuatrimestre del año fiscal 2017 (no coincide con el año natural). La presentación de los datos se centraba en presumir de ser el 28º cuatrimestre consecutivo con números positivos, pero mi analfabetismo financiero me impide analizar más allá de lo básico, caída en picado en Europa (Nike divide sus cuentas en Europa Occidental y Central-Oriental) pero sigue avanzando en Estados Unidos (que supone casi 5 veces más que Europa) y China.

Pero sin duda lo más interesante llega cuando habla el CEO. Mark Parker, como fiel de Apple, basa sus discursos en palabrería sin sentido y alguna joya. En esta ocasión se trata de las vías de negocio futuro de Nike.

-EDIT TO AMPLIFY. Mark Parker siempre ha entendido su trabajo como un editor de contenidos de Nike, su tarea consiste en identificar qué productos deben salir al mercado. En 2011, después de una entrevista conjunta Steve Jobs aconsejaba a Mark Parker centrarse en un puñado de buenos productos (por entonces Apple era una empresa de 30 billones de dólares con menos 30 productos). Nike necesitaría miles de productos para llegar a la misma cifra.

Parker propone reducir los productos manteniendo las opciones, algo que suena bien pero parece dificil de cumplir.

-SPEED AND AGILITY. Nike ha comprobado (a base de palos) que la velocidad de desarrollo de un producto es la clave. Te permite reaccionar a las necesidades de los clientes y reducir al mínimo el stock. Nike está implementando un programa llamado The Express Lane que permite realizar en semanas lo que hasta ahora se realizaba en meses. Una respuesta al estilo Inditex. El primero de los productos desarrollados bajo el sistema The Express Lane ha sido la LunarCharge.

Editar productos y ser veloces, dos patas de una estrategia que puede ser acertada pero tiene poco del espíritu rebelde de Nike, aquellos que no se planteaban qué quería el consumidor.

breaking2_group_lelisa_zersenay_eliud_original

Cuando Roger Bannister consiguió bajar de los 4 minutos en la milla en 1954, consiguió romper una barrera que para muchos era insalvable. Sin embargo, todo lo que había hecho era demostrar que se podía hacer, en el siguiente año ya había 24 corredores que bajaban de los 4 minutos.

Ahora es Nike quien quiere capitalizar el colapso de la nueva barrera: las dos horas en maratón. Breaking2 es un programa que apoya a Eliud Kipchoge, Lelisa Desisa y Zersenay Tadese y le rodea de biomecánicos, entrenadores, diseñadores, nutricionistas, fisiólogos y psicólogos deportivos para intentar mejorar cada detalle para bajar de esas dos horas. Llevar al atletismo el estilo del equipo Sky de ciclismo. En cualquier caso, el desarrollo de productos para estos corredores se aplicará en los que encontraremos en las tiendas en los próximos años.

1793042-37858131-2560-1440

La idea parece perfecta para Nike, loca, combativa y con un punto de arrogancia. Algunos recordarán la historia de Philip Boit, un mediocre atleta keniata que en 1996 recibió la visita de un equipo de Nike en Eldoret. Buscaban a un atleta que pudiera convertirse en el próximo campeón del mundo de esquí de travesía. Después de un par de años de entrenamientos sin nieve, Boit se convirtió el primer keniata en participar en unos Juegos Olímpicos de Invierno y llegó en último lugar en los 10km de Nagano.

El proyecto Breaking2 parece igual de arriesgado pero menos loco. En cualquier caso, el riesgo lo corren ellos, a nosotros nos da un montón de historias.

El impacto de Jordan en el deporte tiene tantos puntos álgidos como zapatillas tenía el propio Michael. Pero socialmente en España hay dos momentos, dos chispas, en las que se convirtió en un fenómeno cultural, 1992 y 1996.

143

Antes de esas fechas Michael ya había visitado España. En 1990 viajó a Barcelona dentro de una gira europea organizada por Nike (Jordan como marca aun era un boceto). Desde luego que provocó histeria, pero solo entre un puñado de aficionados al baloncesto. Visitó el Estadio Olímpico de Montjuic y las obras del Palau de Sant Jordi, se hizo fotos con Villacampa, fue jurado de un concurso de mates y se cascó 37 puntos como estrella invitada del All Star de la ACB (jugó cada mitad con un equipo, primera parte de naranja, segunda parte de azul. Algún día lanzarán una edición especial de la Jordan V en recuerdo a ese día).

Michael Jordan era el ídolo de una generación que se había enganchado al baloncesto en 1984, con la plata de Los Ángeles, pero seguía siendo solo un gran jugador. Más allá de las canchas no era un nombre que sonara. Por resumirlo mucho, tu eras capaz de imitar todos los movimientos de Michael, pero tu madre no sabía quién era Michael Jordan.

mjbillboard_crop_exact

Todo cambió en 1992, ya tenía el prestigio de ganar un anillo NBA y su participación en el Dream Team olímpico sirvió para que Jordan pasara de ser una estrella del deporte a ser simplemente una estrella. 1992 fue el año en el que tu madre te avisaba de que en la tele están hablando de “ese jugador que te gusta tanto”. Incluso salía en videoclips con Michael Jackson.

El siguiente paso fue definitivo. Reconvertir al deportista en un mito cultural. Y el motivo fue Space Jam, la película que acaba de cumplir 20 años.

04photobu16257_phup_spj_original

Hace unos días Jordan preparaba una proyección de la película que servía como enlace para presentar la nueva campaña-aniversario de Space Jam. Jordan (la marca, no el jugador) me pidió que dedicara unos minutos a desgranar la película antes de la proyección. Algo tan complicado como pedirle a un cura que te resuma la biblia en 3 minutos. Evidentemente, no lo conseguí.

El estreno de Space Jam me pilló en la veintena, cuando tu plan perfecto para un viernes noche no era ver una película de dibujos animados. En cualquier caso, era una película protagonizada por un jugador de baloncesto y un conejo, no podías esperar que aquello tuviera mucho sentido. Tardé un tiempo en ver la película y mucho más en darme cuenta de la importancia cultural de Space Jam. No escondía que era un producto comercial que intentaba copiar el éxito de merchandising de Star Wars y otras películas que conseguían vender más merchandising que entradas. No era una marca la que vendía su producto sino David Falk, el agente deportivo, el que colocaba a sus clientes en pantalla. Cuando salías del cine no querías comprar las zapatillas de Michael Jordan, querías comprar a Michael Jordan.

Que David Fallk utilizara Space Jam como expositor de sus estrellas tenía algunos puntos positivos. Las marcas tenían un peso menor, no sentías que estuvieras viendo un anuncio de Nike de 90 minutos (algo muy complicado porque la película se basaba en anuncios de Nike). A diferencia de otras en las que el product placement es avasallador, en Space Jam podías ver en el mismo plano a Jordan con Nike, Bogues con Reebok, Larry Johnson con Converse y Ewing con Ewing. En una maniobra que nunca llegué a entender, tanto los Looneys como los Monstars, los personajes dibujados, no llevaban zapatillas de marca (Warner Bros intentaría lanzar su propia marca poco después). En los anuncios de Jordan y Bugs Bunny, en el plano estrella el conejo se colocaba las Jordan VII, en la película no. Space Jam no era un anuncio de zapatillas, era un anuncio de Falk.

Y como no era un anuncio de zapatillas, aparecían zapatillas que ni llegaron a ponerse a la venta. Tal y como ocurrió años antes en Regreso al futuro II, veíamos zapatillas que (pensábamos) nunca se pondrían a la venta. Ya estábamos en un mundo extracomercializado e incluso en Space Jam se rien de la situación cuando Stan le dice a Michael “ponte tus Hanes, abróchate tus Nikes, cómete tus Wheaties y tómate tu Gatorade. Pasaremos por un Big Mac de camino al estadio”. Nike aprovechó Space Jam para lanzar una colección inspirada en la película, pero el producto que veíamos en pantalla nunca lo conseguirías. Space Jam era un anuncio, pero parecía desaprovechar la ocasión para vendernos zapatillas.

2 Comments

El verano en la NBA es el momento de los rumores, pero los rumores de 2003 estaban centrados en las zapatillas de LeBron James. En sus años de High School LeBron se dejaba querer por todas las marcas aunque finalmente fue Nike la que puso sobre la mesa 90 millones por un jugador prometedor pero que aun no se había enfrentado a nadie que pudiera beber una cerveza legalmente.

Trece años después suena extraño, pero en ese momento los tres jugadores que vendían zapatillas eran Iverson (Reebok), McGrady (adidas) y Jordan. Shaq vendía millones de sus baratijas y Kobe Bryant había finiquitado su contrato con adidas después de comprobar que no tenía la capacidad de vender que se le suponía (o al menos eso pensaba adidas). Nike tenía que apostar a lo grande; LeBron y Carmelo, que unas semanas después serían números uno y tres del draft (el dos fue para Milicic). El precio era alto, 90 millones por 7 años, unos 13 millones al año. Por poner la situación en perspectiva, 13 años después se habla del acuerdo histórico de adidas con Porzingis cuando las cifras son de 3-5 millones por año.

El miedo de Nike venía de Reebok y la entonces emergente And1. Dos años después adidas compró Reebok mientras que And1 fue desapareciendo poco a poco de la NBA. Nike se quedó con los jugadores y adidas se vio obligada a responder haciéndose con los equipos.

avar

¿Y LeBron? Además de aquellos 90 millones, puso su maquinaria social a las órdenes de LeBron, que recibió una visita de Michael Jordan para convencerle de que Nike sería el mejor destino. Con una diferencia fundamental, la primera Jordan no era más que un refrito de modelos existentes con un nuevo color (lo sé, ese comentario duele). Tres históricos diseñadores de Nike, Tinker Hatfield, Eric Avar y Aaron Cooper, presentaron a LeBron la que sería su primera zapatilla, Zoom Generation, que no tendría su nombre en un intento de calmar el hype creado por su llegada a la NBA. Michael Jordan sufrió las iras de los veteranos como Isiah Thomas o George Gervin porque consideraban que un novato no debía tener una zapatilla con su propio nombre. LeBron prefería entrar sin hacer tanto ruido.

El diseño se suponía inspirado en el Hummer H2, un coche que recibió como regalo de cumpleaños y que le creó ciertos problemas a LeBron (se suponía que un jugador de instituto no debía cobrar y no podía aceptar regalos). En los primeros bocetos se aprecia un logotipo con 5 franjas porque Nike planteó la posibilidad de que LeBron jugara con el número 5, que hacía referencia a su estilo de juego total. El logo, evidentemente, fue deshechado una vez que LeBron eligió el 23.

zoomgenerationsketch0zoomgenerationsketch1zoomgenerationsketch3

Tal y como había ocurrido durante sus partidos en St Vincent-St Mary, durante la pretemporada todo el mundo esperaba algo nuevo en sus pies. Sin embargo LeBron eligió Jordan IX, III, Huarache 2K3 y dos colores de una Ultramatic que pasaba por ser una zapatilla seria para juego, sin el más mínimo interés por las fotos.

lebronaj3lebronultramatic2lebronultramatic1

Su primer contacto con la Zoom Generation fue la grabación de un anuncio para Nike y las fotos no le muestran demasiado entusiasmado. Si te entregan unas zaptaillas con tu nombre ¿te importarían los calcetines y la banda para el pelo? Si te preguntas cómo eran las cosas hace 13 años, LeBron tenía un Nokia.

1zoomgeneration

El 29 de octubre de 2003 las estrenaba en cancha frente a los Kings. 13 años después se plantea la posibilidad de una reedición y el propio LeBron ha sido el primero en avivar el fuego al llevarlas en un entrenamiento durante las últimas finales.

azg-roy-1

ronaldo4444

Esta semana se cumplían 20 años del gol de Ronaldo al Compostela, considerado como uno de los mejores goles de la historia. Y con aquel gol comenzaba una pelea en los tribunales que finalizó trece años después.

Nike quiso utilizar las imágenes de ese gol en la campaña para celebrar el Player Of The Year 1996 y compró los derechos de las imágenes a la LFP por lo que hoy serían algo más de 30.000 euros. El anuncio mostraba las imágenes del gol y se preguntaba ¿y si un día le pides a dios ser el mejor jugador del mundo y dios te escucha?

El problema es que 7 jugadores del Compostela pensaron que se había utilizado su imagen sin permiso y demandaron a Nike en un juicio que se prorrogó hasta 2009. El Tribunal Supremo acabó desestimando la demanda ya que la imagen de los jugadores se había cedido a la LFP, que se había encargado de venderla a Nike. En cualquier caso, Nike en ningún momento hacía menoscabo de los jugadores por lo que rechazaba también la otra línea argumental de la demanda.

Evidentemente, ninguno de los 7 jugadores demandantes llevaba Nike (Ronaldo llevaba unas Tiempo). William Amaral de Andrade, Javier Bellido Plaza, Frank Passi, Fabiano Soares Pessoa, Jose Ramón González Pérez, Mauro García Juncal y Chiba Said incluso aparecían en el anuncio de Nike con adidas, Reebok, Kronos, Uhlsport, Asics o Umbro. Tampoco llevaba Nike Fernando Peralta, el portero, que no demandó a Nike.

9788498752960

Velocidad es un libro escrito a cuatro manos por Ajaz Ahmed y Stefan Olander. El primero es CEO de AKQA, la agencia que fundó con 21 años y que pronto se convirtió en una gran agencia centrada en servicios y productos digitales. Olander es VicePresidente de Nike Digital Sport y como tal, es el responsable del desarrollo de Nike+ o NTC.

En Velocidad, Olander y Ahmed, que han trabajado mano a mano doce años, simplemente se sientan y hablan. El libro es la transcripción de algunas conversaciones que dan forma a 7 leyes del mundo digital y ese puede que sea el principal fallo. Se convierte pronto en una charla por momentos amena que se distingue poco de cualquier otro libro sobre "lo que tienes que hacer" escrito por gurús digitales.

En los últimos años Nike ha recortado las apariciones públicas de la mayoría de sus trabajadores y Velocidad al menos nos muestra una época más abierta. Escrito en 2012, algunos de los ejemplos han envejecido muy mal. Durante un tiempo la FuelBand+ de Nike parecía la línea a seguir y Apple era sinónimo de innovación. En 2016 la FuelBand+ es uno de los mayores fracasos de Nike y Apple se ha convertido en una marca aburrida. La idea misma de Nike como una empresa que sigue creciendo gracias a lo digital puede ser rebatida hoy día. Y sobre todo, aquella imagen de Nike de los inicios queda olvidada. En Velocidad no hay absolutamente nada de Phil Knight, de su odio a la publicidad, de una compañía que nació en pantalones cortos y con camisas de flores. Lo que sí encontrarás son grandes titulares que podrían salir de cualquier empresa digital y al menos, unos cuantos chascarrillos curiosos sobre Nike.

3 Comments

Hoy vuelven a ponerse a la venta las Jordan I en el color que acepta los adjetivos más tópicos; mítica, clásica...ese tipo de cosas. Una historia mil veces contada por Nike e igualmente repetida por todos explica que Nike fichó a Michael Jordan, un prometedor jugador que nunca había llevado su marca, con la promesa de diseñarle una zapatilla exclusiva. Michael prefería llevar adidas, pero la idea de crear algo nuevo fue más fuerte. Esa primera Jordan I contravenía la política de uniformidad de la NBA, por lo que la liga prohibió a Michael usarla en partidos oficiales. Michael debía jugar con zapatillas blancas, como hacían el resto de sus compañeros. Aquella prohibición provocó una verdadera locura por aquellas Jordan y, por seguir con los tópicos, el resto es historia.

Resumiendo mucho, así se ha contado la historia. Sin embargo, cuando analizamos un poco descubrimos algo más. Puede que Michael Jordan usara otras marcas, pero conocía bien a Nike. Durante sus años en North Carolina estaba obligado a llevar Converse, pero le hemos visto en el instituto e incluso en la universidad calzando Nike. Es cierto que se le veía entrenando con adidas y jugando con Converse, pero Nike no era una desconocida.

michael1_originaljordanlaney

Se cuenta que el diseñador de las primeras Jordan desconocía que había una norma de uniformidad en la NBA. Pero la estrategia de poner colores prohibidos no era nueva, ya lo había hecho en los setenta Joe Namath en el fútbol americano. Namath jugaba con Puma blancas y era multado en cada partido. En los setenta, ser multado por llevar unas zapatillas blancas se convirtió en un hito para Namath y para Puma. El humorista Seinfeld se aficionó a las zapatillas por culpa de las zapatillas blancas de Namath.

puma joe namath

La decisión de Nike de crear una zapatilla negra ¿podía ser simplemente un error o era un intento de repetir la estrategia de Puma con Joe Namath? Lo más fácil sería preguntarle al diseñador, Peter Moore, que no es un cualquiera. Diseñó la línea completa de John McEnroe y tuvo un peso muy importante en la imagen de Nike de principios de los ochenta. Pero hay un pequeño problema, Peter Moore, después de diseñar durante años para Nike, dejó la marca y tras algunos tumbos, acabó en adidas, donde llegó a ser CEO en Estados Unidos. No parecía muy oportuno preguntarle por un diseño que había realizado para Nike. Y Nike tampoco te va a contar que su diseño más mítico lo realizó alguien que está trabajando en adidas. ¡Eh, si te gustaron las Jordan I seguro que te gustarán las adidas EQT que diseñó el mismo! Pero cuando Moore se retiró, editaron un libro con muchos de sus trabajos. Sobre la Jordan I cuenta que se diseñó en un color para los partidos como local y otro como visitante. Según ese dato, Nike quiso que Michael jugara con zapatillas negras en los partidos como visitante.

Digo zapatillas negras. No Jordan negras. Aunque hemos contado mil veces la historia de las Jordan prohibidas, no hay ni una sola foto de Michael Jordan jugando partidos oficiales con las Jordan I prohibidas. ¿Y todas esas fotos que hemos visto? Algunas de ellas son del concurso de mates, un evento informal en el que estaba permitido usar zapatillas con colores. De hecho, en los primeros mates Michael Jordan incluso fue completamente vestido de Nike. Hay un detalle fácil de identificar, en un partido no le hubieran permitido jugar con cadenas.

michaeljordan1985
Otras fotos son de un reportaje fotográfico que le enfrentaba a Pat Ewing. Pero lo más escandaloso es lo realizado por el documental Just For Kicks (Locos Por Las Zapas). Un trabajo de retoque fotográfico de una calidad espantosa. De hecho, ni siquiera la combinación de colores es la de las Jordan que conocemos como Banned. Arriba la foto de Just For Kicks, abajo la foto original.

unspecifiedunspecified2

Entonces ¿Michael Jordan nunca fue multado?
En febrero de 1985 la NBA envió una carta a Nike advirtiéndole de que no volviera a usar las zapatillas negras y rojas que había usado alrededor del 18 de octubre. Esa temporada la NBA comenzó para los Bulls el 26 de octubre, por lo que se refiere a un partido de pretemporada. El partido en cuestión le enfrentaba a los Knicks en el Madison. ¿Hay imágenes de ese partido? Sí. Y lleva unas zapatillas negras, pero no son unas Jordan I. No sabemos si las primeras Jordan aun no estaban preparadas o querían esperar a partidos oficiales, pero Michael jugó con una versión especial de una olvidada zapatilla. Nike Air Ship. Nunca hubo una versión negra, las crearon específicamente para él en la que también cambiaron la mediasuela.

jordan shipjordan train

En aquél momento querían convertir a la Ship en un nuevo buque insignia de la marca (perdón por el espantoso ripio Ship-buque). La tecnología Pillar, un sistema de amortiguación basado en pequeños cilindros colocados en el interior de la mediasuela, prometía ser “el próximo Air”. En el reporte anual de 1984 que Nike preparó para los accionistas, la tecnología Pillar y las Air Ship ocupaban el mismo espacio que la mítica Epic. La Ship debía ser la versión estable de las Air Force, pero no tuvo la acogida de la Force.

jordan ship cat

La historia mil veces contada no es cierta. La llamada Jordan I Banned nunca fue prohibida. La historia se desmorona pero la zapatilla sigue manteniendo su aura. Lo que supone la Jordan I va mucho más de la certeza de las historias que le rodean, como un libro de Hemingway no pierde su interés cuando se descubre que lo que cuenta es falso. Lo que sí pediría es que, ahora que sabemos algo más, al menos no insistamos en la mentira.


El último de los vídeos de la serie Unlimited de Nike presenta a un duatleta pionero por ser el primer deportista abiertamente transgénero en representar a Estados Unidos. En su infancia debía competir en categoría femenina con la que no se sentía identificado, por lo que Chris Mosier buscó un deporte en el que no debiera competir contra hombres o mujeres sino contra si mismo. Lo encontró primero en el maratón y más tarde en duatlón, donde consiguió un puesto en el equipo estadounidense en el mundial.

Nike siempre ha sabido mantener la balanza entre ser una gran compañía y mantener el espíritu rebelde. El anuncio que ha preparado para ambushmarketear a los Juegos Olímpicos, Nike Unlimited You, tiene una parte en la que nos invita a ir más allá de nuestros límites, al más puro estilo de libro de autoayuda. Pero le da un giro que solo puede dar una marca como Nike.

Y para que el Comité Olímpico Internacional no se enfade, no hay ninguna relación obvia con los Juegos y tiene la proporción justa entre atletas/deportes olímpicos y no olímpicos, con apariciones de Aaron Gordon, Zach LaVine, English Gardner, Giancarlo Stanton, Kevin Durant, Mo Farah, Neymar Jr., Nyjah Huston (por primera vez en una gran campaña), Serena Williams, y Su BingTian.